Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Brilat, élite del Ejército, seduce con sus misiones internacionales en Avilés

Los capitanes Marcos Canosa y Eduardo Guardo-Fajardo relatan sus experiencias en Irak y Mali de mano de la OTAN

Los capitanes Marcos Canosa y Eduardo Guardo Fajardoal inicio de su conferencia, presentada por Javier Font.| María Fuentes.

Un total de 365 militares del Regimiento de Infantería "Príncipe número 3" de Asturias pertenecientes a la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) Galicia VII, participaron en las misiones internacionales de Irak y Mali entre noviembre de 2021 y junio de este año. La Sociedad Económica Amigos del País en Avilés organizó ayer una charla en el palacio de Valdecarzana en el que los capitanes de infantería Marcos Canosa y Eduardo Guardo-Fajardo fueron los protagonistas explicando sus experiencias en estas misiones.

El capitán Canosa es de Madrid, pero lleva nueve años en Asturias. Su compañero, el capitán Guardo-Fajardo, natural de Sevilla, lleva cinco. Y ninguno de los dos tiene intención de irse, al menos de momento. "Nos vinimos aquí por la unidad, porque tiene una enorme reputación, un gran pasado y mucha participación en misiones internacionales Es un entorno fantástico para desarrollarse y está en la élite de España", afirmó Canosa. El éxito es fruto del duro entrenamiento.

El capitán de infantería Guardo-Fajardo, del Batallón "Toledo" II/3, participó en la misión de Irak. Integrado en la NATO Mission, consistente en asesorar a los organismos y ministerios iraquíes, concretamente a los de Interior y Defensa, la labor de los militares de la Brilat consistió en asegurar protección y seguridad a los asesores de la OTAN, escoltándoles desde las bases donde estaban alojados hasta las distintas ubicaciones en las que se realizaban las reuniones.

"No era difícil estar allí. Se cumplió de manera satisfactoria todo lo que se pretendía y se hizo un trabajo muy profesional. Para desarrollarlo, hubo que realizar una preparación previa muy específica para esta misión. Fue una experiencia muy buena", señaló el capital Guardo-Fajardo antes de su intervención pública.

"Bagdad es una ciudad con un desarrollo urbanístico bastante considerable, se podría asemejar a una ciudad occidental, y en el ámbito en el que trabajamos nosotros, destacaría la profesionalidad de todo el personal. Antes de cualquier desplazamiento se realizaba un planeamiento muy detallado para el desarrollo de la misión y la clave del éxito fue prevenir cualquier tipo de incidente que se pudiera producir. Se pudo demostrar que la formación y capacidad del personal es satisfactoria", aseguró.

El capitán Marcos Canosa está destinado en el Regimiento Príncipe en el Batallón San Quintín. Entre noviembre de 2021 y junio de este año participó en la misión del Ejército español en Mali. Según explicó, era "una misión de la OTAN, donde España aporta aproximadamente la mitad de las tropas, especialmente la Unidad de Protección de la Fuerza, dedicada al entrenamiento y asesoramiento. Pero debido a la situación del país, requiere unidades de seguridad. España aporta en todos los ámbitos, pero su intervención se centró en el grupo táctico Force Protección, que es en el que participó el grueso de la unidad destinada en Asturias".

El conjunto de despliegue en Mali estuvo integrado por 390 españoles. De ellos, unos 200 procedían de la Brilat de Cabo Noval. Está en la élite del Ejército español y su presencia es incuestionable en misiones internacionales.

Compartir el artículo

stats