Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • Votemos o botemos

    Votemos o botemos

    Población activa menguante: 44 elefantes en la cacharrería de Asturias para planificar la desindustrialización

       La evolución demográfica, y de la población escolar a corto plazo y de la población activa a medio plazo, está condicionada también en parte por la evolución económica. Si de 1997 a 2007 hay un gran crecimiento económico en España, del año 1998 al 2008 se observa un gran aumento de la inmigración y un repunte de la natalidad, también la autóctona. Si de 2008 a 2012 la situación económica y laboral es un desbarajuste, especialmente en regiones como Andalucía o Asturias, la caída de la natalidad se agudiza, y la caída de la población escolar se notará en Primaria entre 6 y 12 años, y en Secundaria entre 12 y 18 años después. Que los árboles no nos impidan ver el bosque: el actual repunte de alumnado en Secundaria en Asturias es muy coyuntural, y el desastre de la época socialista se va a notar en Asturias entre 2021 y 2026, con una bajada bastante considerable del número de alumnos, lo cual es importante a efectos de planificación, presupuestos y expectativas, reestructuración de docentes y centros.

       Cuando en España, y particularmente en Asturias, oímos hablar de reconversión industrial, es para echarse a temblar. Ya sabemos que en los años 80 de los socialistas de Felipe González en realidad consistió básicamente en reducción industrial, no en impulsar empresas alternativas: basta para constatarlo comprobar la evolución del número de habitantes en Langreo o Mieres en estas décadas. La alternativa ha consistido en poner el tercer campus universitario de Asturias en Mieres, 40.000 habitantes a 16 kilómetros de Oviedo, en un edificio para 6.000 alumnos donde hay 1.600, en vez de ponerlo en Avilés, comarca con 100.000 habitantes. Y para remate grotesco, los 44 directores generales socialistas de Barbón, y sueldazos correspondientes, para una provincia de un millón de habitantes. Multiplicado por 50 provincias: ¿Necesita España más de 2.000 directores generales, con sus asesores, pelotas y subvencionados? Socializadores de lo ajeno (con sus crecientes impuestos) para una planificación rimbombante.

       Ahora quieren pasar de la reconversión minera e industrial a la reconversión eléctrica e industrial. Ponen el carro delante de los bueyes. Primero cerrar lo que hay, las centrales eléctricas térmicas, luego ya veremos a base de impuestos y subsidios. El argumento es la urgencia de combatir el cambio climático. Siendo el clima la evolución de la dinámica atmosférica, es tanto como decir que quieren gastarse el dinero (de los contribuyentes) en imponer una dinámica climática estática. Por supuesto que hay que combatir la contaminación. Pero no nos explican qué porcentaje del cambio climático se debe a los ciclos solares; por qué en el siglo III o XIV el clima era matizadamente distinto al del Alto Imperio Romano o la Alta Edad Media. Tampoco nos explican por qué es tan nefasto que en vez de 18/22 grados en verano en el año 2.000, Gijón tenga 19/23 grados en verano el año 2.050. Quizás lo que menos les importa son los hechos y lo que más el relato: hay que encontrar excusas para nombrarnos directores generales progres.

    (Adaptado del artículo semanal publicado en papel en La Nueva España de Gijón) 

    - Página en facebook: Asturias nos gusta 

    - Cuenta en LinkedIn: Francisco García Redondo 

    - Cuenta en Twitter: @pacoredondo

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook