13 de mayo de 2008
13.05.2008
 

El equipo infantil del Grupo Deportivo Bosco se proclamó campeón de Asturias de los Juegos Escolares del Principado y jugará el sector con el objetivo de clasificarse para el Nacional

07.05.2008 | 02:00
El equipo infantil del Grupo Deportivo Bosco se proclamó campeón de Asturias de los Juegos Escolares del Principado y jugará el sector con el objetivo de clasificarse para el Nacional

Avilés, Vicky FUERTES


El equipo infantil del Bosco de balonmano, que entrena Marcelino Armesto, «Mecho», se proclamó campeón de Asturias de los Juegos Escolares y jugará el sector para el Campeonato de España los días 23, 24 y 25 en una sede aún por designar. Es la primera vez que el equipo del Colegio Santo Ángel consigue el campeonato en esta categoría, aunque anteriormente ya hicieran lo propio los conjuntos de benjamines, alevines y juveniles.


Para decidir el título se jugaron dos fases; en la primera el conjunto avilesino se impuso al Inmaculada y al Base Oviedo con más facilidades de las esperadas. En la segunda, los pupilos de Mecho perdieron dos partidos, ante el Grupo Astur y el Auseva, con el que empataron a puntos, pero por diferencia de «goal-average» el Bosco se clasificó como ganador. En el último encuentro, que se disputó en la cancha del Revillagigedo, los avilesinos se alzaron con el título en un partido vibrante que se decidió en los dos últimos minutos con un resultado de 24-21.


El equipo del Bosco lo forman diez efectivos infantiles: los porteros Héctor y Pelayo, y los jugadores de campo Adrián, Bruces, Aitor, Damián, Gonzalo, Samuel, Pablo y Miguel. Además, el entrenador siempre cuenta con dos niños alevines, Guillermo y Asier, para completar una plantilla que se queda escasa.


«En relación con los otros equipos, somos el que por estatura tiene los jugadores más bajos y con menos corpulencia, lo que a la larga es un problema para la competición. Por otro lado, está Adrián, que es el segundo jugador más alto de todos los que compiten y podría ser el mejor jugador de Asturias. Es un equipo que juega bien al balonmano y que apunta muy buenas maneras», señala el entrenador.


Los niños del equipo viven en su mayoría fuera de Avilés y tienen que quedarse todo el día en el colegio para luego dedicarse al entrenamiento, lo que supone un gran esfuerzo que su entrenador valora en gran medida. En este sentido, es muy importante la colaboración de los padres, que siempre apoyan a sus hijos y la labor que Mecho hace por el equipo.


En un deporte como el balonmano el trabajo de captación de nuevos efectivos es fundamental, y el Grupo Deportivo Bosco está abierto a cualquier niño que quiera practicar este deporte, aunque no pertenezca al colegio. «Tenemos un profesor en el colegio, Dani, que nos hace la captación de nuevos jugadores, y su figura es imprescindible para nutrir de niños a los equipos del Bosco», concluye Mecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine