Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El orgullo del pueblo

El Podes, equipo revelación este año en Regional Preferente, pertenece a la localidad con menor número de habitantes de toda la categoría

Acción del encuentro entre el Podes y el San Claudio.

Acción del encuentro entre el Podes y el San Claudio. M. VILLAMUZA

La ilusión se ha instalado en San Martín de Podes (Gozón). El culpable del revuelo es su equipo de fútbol, que marcha en la cuarta posición de la clasificación en Regional Preferente. En su segunda temporada en esta categoría ya se ha situado entre la terna de favoritos y lo

"Al acabar los partidos nos quedamos a tomar algo y la gente está muy ilusionada porque nunca se había visto ahí al equipo; somos la comidilla, la gente te para y te pregunta si vemos el ascenso", explica el entrenador del equipo gozoniego Jorge Botas, que es consciente de que "es anormal que estemos en esta situación, a ver si durante estas últimas jornadas los aficionados nos echan un cable".

La asistencia media a Builla suele rondar en torno a los 150 espectadores, lo que sería de forma proporcional a "casi la mitad del pueblo". La regularidad les ha dado la oportunidad de soñar con alcanzar una meta que, ni mucho menos, era la principal al comienzo de la temporada, pero con el objetivo de la permanencia en su mano, el Podes se ha convertido en un equipo atrevido y es cuarto en la clasificación, optando al ascenso a Tercera División -ascienden los tres primeros clasificados-.

"No tenemos nada que perder, no hay presión, ni necesidad de ascender y eso nos hace ser un equipo peligroso", detalla Botas. Es su clave para el éxito, el no tener miedo a la derrota cuando el partido está equilibrado, por lo que lanzan una moneda al aire y se la juegan al máximo, sin el temor de ser vencidos. "Hay rivales que juegan contra nosotros y ven mal el empate y nosotros pensamos siempre que podemos ganar", afirma sobre las intenciones de su equipo en cada jornada.

En su quinta temporada al frente del equipo gozoniego, Jorge Botas considera que "somos la revelación, el equipo con el que no cuenta nadie". Echando un vistazo a su alrededor, el Podes se rodea de conjuntos con mayor potencial o historia como el Titánico, líder destacado. Por ello, cada encuentro en Builla, al cual han apodado sus seguidores como "la pequeña bombonera" por las especiales dimensiones con las que cuenta el terreno de juego gozoniego, con 78 metros de largo -según la FIFA, las medidas de longitud de un campo de fútbol en partidos locales deben tener un mínimo de 90 metros-.

Un aspecto que el técnico alega que "no nos beneficia en absoluto, de hecho casi hemos sumado los mismos puntos como visitantes que como locales por esta circunstancia, que nos hace jugar en muchas ocasiones con un fútbol más directo". A pesar de estos condicionantes, el Podes está a un solo punto del ascenso tras su derrota frente al San Claudio (0-1), pero consideran que, pase lo que pase, "será una temporada muy buena".

"El sueño era estar en Preferente, aún no es un sueño subir a Tercero, pero cuando falte poco para el final de la temporada, veremos que puede pasar", relata Jorge Botas. Lo que no les faltará con total seguridad es el apoyo de un pueblo modesto de Gozón (San Martín de Podes) que se ha ilusionado con su equipo de fútbol.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats