13 de febrero de 2019
13.02.2019

La estancia media hospitalaria aumenta en CyL hasta los 8,48 días, 0,85 días más que en 2016

La estancia media hospitalaria ha aumentado en Castilla y León a lo largo de 2017, al pasar de 7,63 días de promedio en 2016 a 8,48 jornadas en el citado año, una cifra superior a la media nacional, donde la estancia fue de 7,47 días de promedio, según refleja la encuesta de Morbilidad Hospitalaria 2017 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

13.02.2019 | 14:31

La estancia media hospitalaria ha aumentado en Castilla y León a lo largo de 2017, al pasar de 7,63 días de promedio en 2016 a 8,48 jornadas en el citado año, una cifra superior a la media nacional, donde la estancia fue de 7,47 días de promedio, según refleja la encuesta de Morbilidad Hospitalaria 2017 publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por sexos, la estancia media hospitalaria en Castilla y León fue mayor en hombres (8,84 días) que en mujeres (8,10 días). Por provincias Palencia fue en la que más días de ingreso hospitalario se registró con una de media con 18,14 días, seguida de Ávila con 9,85; León con 9,60 y Soria 8,89 días.

Por debajo de la media regional (8,48 días) se situaron Valladolid con 7,35 días; Segovia con 7,22 días; Salamanca con 6,71 días; Burgos con 6,55 días y Zamora con 6,54 días.

Por grupos de diagnósticos, las estancias medias más prolongadas correspondieron a enfermedades mentales (67,70 días), enfermedades del sistema nervioso (10,99 días); enfermedades infecciosas y parasitarias (9,64 días); enfermedades de la piel (9,27 días); neoplastias (8,93 días); lesiones traumáticas (8,35 días) y enfermedades del aparato circulatorio (7,96 días).

En Castilla y León durante 2017 se produjeron 267.463 altas hospitalarias, el 88,7 por ciento en centros públicos (en España este porcentaje fue del 72,5 por ciento) y el 11,3 en hospitales privados (27,5 por ciento en España). Por provincias el mayor número de altas hospitalarias se dio en León con 60.429, seguida de Valladolid con 59.196; Burgos con 42.591; Salamanca con 34.468; Zamora con 17.883; Palencia con 17.588; Ávila con 14.489; Segovia 12.343 y Soria con 8.476.

Las enfermedades del aparato circulatorio y respiratorio causaron el mayor número de altas hospitalarias en Castilla y León con 75.636, seguidas de enfermedades del aparato digestivo con 38.674 altas. En España las enfermedades circulatorias (12,6 por ciento) y las del aparato digestivo (12,4 por ciento) fueron las principales causas de hospitalización.

La edad media de los pacientes que recibieron el alta hospitalaria en Castilla y León fue de 59,94 años, frente a una media nacional de 56,55 años. La media entre los hombres en la Comunidad fue de 60,38 años (57,94 de media nacional) y entre las mujeres de 59,46 (55,28 nacional).

La tasa de morbilidad (número de altas por 100.000 habitantes) se situó en 11.037, un 0,03 por ciento superior a la del año anterior. A nivel nacional se registraron 10.449 altas por cada 100.000 habitantes (0,2 por ciento más que en 2016).

DATOS NACIONALES

En el año 2017 fallecieron en los hospitales españoles 187.586 personas, un 3,6 por ciento más que en 2016. Las principales causas de mortalidad, tal y como se desprende del trabajo, fueron los tumores (22,7 por ciento), seguidos de las enfermedades del aparato circulatorio (20,4 por ciento) y las enfermedades del aparato respiratorio (20 por ciento).

Ahora bien, respecto a las altas hospitalarias, en el año 2017 se produjeron 4.862.352 altas hospitalarias, un 0,4 por ciento más que en 2016, siendo el quinto incremento anual consecutivo en el número de altas, siendo el motivo más habitual de alta de los pacientes fue la curación o la mejoría (91,7 por ciento del total). Un 3,9 por ciento correspondió a fallecimientos y el resto a traslados a otros centros u otras causas.

En lo que respecta a la tasa de morbilidad, en 2017 se produjeron 10.449 altas por cada 100.000 habitantes, lo que supuso un incremento del 0,2 por ciento respecto al año anterior. En este punto, el informe ha puesto de manifiesto que la tasa de morbilidad masculina aumentó un 0,9 por ciento y se situó en 10.160 altas por cada 100.000 hombres, mientras que la de las mujeres, descendió un 0,4 por ciento, hasta 10.728 por cada 100.000 mujeres. No obstante, si se excluyen las altas por episodios del embarazo, parto y puerperio, la tasa femenina creció un 0,8 por ciento y se situó en 8.835 altas por cada 100.000 mujeres.

Por edad, la tasa de morbilidad aumentó a partir de los cinco años, con la excepción de las mujeres de 45 a 64 años, cuya tasa se redujo respecto al grupo de 25 a 44 años.

Las principales causas de hospitalización en los hospitales públicos fueron las enfermedades circulatorias (14,0 por ciento del total) y las respiratorias (13,0 por ciento). Por su parte, en los privados fueron las enfermedades del aparato digestivo (12,8 por ciento) y las del aparato músculo-esquelético y del tejido conectivo (12,7 por ciento).

Por grupos de enfermedades, las mayores tasas de morbilidad en hombres correspondieron a las enfermedades del aparato circulatorio (1.521 por 100.000 hombres) y a las del aparato digestivo (1.469). Las de mujeres se dieron en los episodios del embarazo, parto y puerperio (1.893 por 100.000 mujeres) y en las enfermedades del aparato digestivo (1.137).

La edad media de las personas dadas de alta en 2017 fue de 56,6 años, lo que supuso un incremento del 0,9 por ciento respecto al año anterior. La edad media de los hombres fue de 57,9 años y la de las mujeres de 55,3 años. Si se excluyeran las altas por episodios de embarazo, parto y puerperio, la edad media en las mujeres sería de 60,2 años.

Por grupos de diagnósticos, las enfermedades circulatorias tuvieron el promedio de edad más avanzada, tanto en los hombres (69,3 años de edad media) como en las mujeres (75,3 años). A continuación se situaron los tumores en el caso de los hombres (66,3 años) y las lesiones, envenenamientos y otras consecuencias de causas externas en el de las mujeres (65,5 años).

ALTAS HOSPITALARIAS POR COMUNIDADES Y CIUDADES AUTÓNOMAS

Las comunidades con las mayores tasas de altas hospitalarias por 100.000 habitantes en el año 2017 fueron Cataluña (12.176), Aragón (11.867), Baleares (11.737), Asturias (11.667), País Vasco (11.322), La Rioja (11.100), Castilla y León (11.037), Madrid (11.021), Galicia (10.981), Navarra (10.820) y Extremadura (10.660).

Por su parte, la ciudad autónoma de Ceuta (7.588), Andalucía (8.306) y Castilla-La Mancha (8.574), Canarias (8.793), Melilla (9.058), Cantabria (9.902), Comunidad Valenciana (10.365) y Murcia (10.369), presentaron las tasas más bajas.

Por tipo de hospital, los mayores porcentajes de altas correspondientes a hospitales públicos se dieron en Ceuta y Melilla (cien por cien en ambas), Castilla-La Mancha (93,1 por ciento), Extremadura (92,2 por ciento), Castilla y León (88,7 por ciento), La Rioja (88 por ciento), Cantabria (86,8), País Vasco (82,8 por ciento), Aragón (82,5 por ciento), Comunidad Valenciana (82 por ciento), Asturias (81,9 por ciento), Murcia (80,9 por ciento), Galicia (79,2 por ciento), Navarra (76,3 por ciento), Andalucía (75,1 por ciento), Madrid (66,5 por ciento), Canarias (64,8 por ciento), Baleares (63,6 por ciento) y Cataluña (50 por ciento).

Por el contrario, las comunidades con mayor porcentaje de altas hospitalarias en la red privada fueron Cataluña (50 por ciento), Baleares (36,4 por ciento), Canarias (35,2 por ciento), Madrid (33,5 por ciento), Andalucía (24,9 por ciento), Navarra (23,7 por ciento), Galicia (20,8 por ciento), Murcia (19,1 por ciento), Asturias (18,1 por ciento), Comunidad Valenciana (18 por ciento), Aragón (17,5 por ciento), País Vasco (17,2 por ciento), Cantabria (13,2 por ciento), La Rioja (12 por ciento), Castilla y León (11,3 por ciento), Extremadura (7,8 por ciento) y Castilla-La Mancha (6,9 por ciento).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook