03 de abril de 2008
03.04.2008

Tacita humeante

03.04.2008 | 05:24

Los dos últimos artículos publicados bajo el título «Primer café» firmados por Félix Richard: «Por si te olvidas» y «Me llamaba como hacía mi padre», fueron un auténtico bálsamo para los sentidos. La sensibilidad con la que nos transmiten emoción, cariño, ilusión, son impagables.
Es sorprendente y por ello tan agradable encontrar una persona que sea capaz de en un comentario corto y con palabras sencillas llegar al corazón de los lectores.
Seguro que a lo largo del día todas las personas nos encontramos situaciones que nos pueden agradar pero no somos capaces de verlas, tapadas por la ambición, la violencia, la envidia que existe a nuestro alrededor.
Pero claro que podemos dar y recibir cariño, de los padres, de los hijos, de los amigos, de la pareja y tener ilusión por vivir. Si además de poner de nuestra parte, al leer el periódico, la tacita humeante nos lo transmite con emoción y sencillez, mucho mejor.

María Rodríguez Álvarez
Gijón

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook