02 de abril de 2010
02.04.2010

«Aún hay tribunales con reticencias a la hora de aplicar la ley contra la violencia de género»

«No estoy de acuerdo con la custodia compartida de los hijos porque su cuidado sigue siendo cosa de mujeres»

02.04.2010 | 02:00
Altamira Gonzalo Valgañón, en la Casa de Cultura de Mieres.

Presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis

Mieres del Camino,


C. M. BASTEIRO


Altamira Gonzalo Valgañón (La Rioja, 1949) es licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza y comenzó a ejercer como abogada en 1974. Especializada en derecho de familia, lleva cuatro años presidiendo la Asociación de Mujeres Juristas Themis y es vocal del consejo rector del Instituto de la Mujer. Gonzalo ofreció la semana pasada una charla en Mieres dentro de los actos de Parpayuela Espacio Cultural y el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas.


-¿Como nació la Asociación de Mujeres Juristas Themis?


-Themis se creó en el año 1987 y desde entonces ha tenido una evolución muy intensa. Lo cierto es que la asociación ya tiene un nombre reconocido. Últimamente se nos ha pedido opinión en el Parlamento. Por ejemplo, en la ley de igualdad o en la nueva ley del aborto, y estamos orgullosas de haber podido participar en estos largo procesos.


-¿Cuál es la labor desarrollada por Themis?


-Trabajamos en tres líneas. La primera es ofrecer orientación jurídica a las mujeres que son víctimas de algún tipo de agresión, como maltrato, agresiones sexuales, o aquellas que mantienen una reclamación por pensiones alimenticias. Otra vertiente en la que trabaja Themis es el estudio y la investigación de cómo se están aplicando actualmente las leyes y, por último, la formación interna a las socias para ofrecer un buen servicio a los que acuden a pedir ayuda a Themis.


-¿Cuál es la opinión del colectivo sobre la nueva ley del aborto?


-Muy positiva, llevábamos reivindicando esta ley mucho tiempo y, ahora, es únicamente la mujer la que puede decidir si quiere seguir adelante con su embarazo durante las primeras catorce semanas de gestación. Esto siempre fue muy importante para el colectivo, que fuera la futura madre la que tuviera la potestad absoluta sobre esta decisión.


-¿Y con respecto a la ley contra la violencia de género?


-Esta ley es muy valorada por las asociaciones de mujeres. Sin embargo, aún tiene fallos de gestión jurídica. Nosotros criticamos que aún haya tribunales con reticencias a la hora de aplicarla, aunque se aprobara en el Parlamento. Lo cierto es que es una ley que está sirviendo para que muchísimas mujeres que antes permanecían en silencio, ahora se atrevan a alzar su voz y denunciar un abuso o un maltrato. Además, intentamos que las mujeres que se atreven a dar este paso no sientan lo que penalmente se conoce como «victimismo secundario». Esto es, que la demandante no tenga que pasarlo mal en los tribunales, además del contratiempo que ya han sufrido y que acaban de denunciar.


-¿Hay desigualdad entre hombres y mujeres en el mundo jurídico?


-En este terreno, el acceso de las mujeres a los altos cargos es muy escaso. Por ejemplo, en el Tribunal Supremo tan sólo representan un 10 por ciento de los puestos y en el Tribunal Constitucional, un 17%, cuando el 46 por ciento de juristas, a día de hoy, son féminas. Los puestos de decisión, aun ahora, son cosa de hombres.


-¿Podrá la ley equiparar algún día el número de mujeres al mando con el de los hombres?


-La ley de igualdad ya hace varias incursiones en este sentido y las administraciones ya tienen unos porcentajes que respetar. El gran escollo se encuentra en las empresas privadas. De hecho, la ley de igualdad propone que en un plazo de ocho años las mujeres tengan más representación en las empresas punteras del país. Sin embargo, la mera propuesta hizo que surgieran manifestaciones de protesta en la calle, así que a día de hoy estamos aún lejos de conseguirlo.


-Usted es una ferviente opositora a la custodia compartida de los hijos.


-No estoy de acuerdo con que haya asociaciones de separados que reclamen cuidar a sus hijos el 50 por ciento del tiempo.


-¿Por qué?


-Porque hoy en día son las madres las que saben cuándo tiene que comer un hijo, cuándo tiene que ir al médico y las que piden permiso para llevar a los niños al pediatra. Aunque estemos en el siglo XXI, sigue siendo cosa de las mujeres. Lo que nosotros pedimos es que los padres comiencen a ocuparse de igual forma de los niños durante la convivencia. Llegar a una custodia compartida durante un 50 por ciento del tiempo entre los progenitores sería un ideal.


-¿Cómo podría conseguirse?


-Themis siempre apoyó a los hombres para conseguir el permiso de paternidad. Para que los padres tengan tiempo para estar en casa y aprender cómo se cuida a un bebé.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve