22 de diciembre de 2014
22.12.2014
La renovación urbanística del concejo

La tramitación del plan urbano de Mieres entra en su fase definitiva tras nueve años

El Ayuntamiento recibe el proyecto final, que será revisado por última vez por los técnicos antes de iniciar el proceso para su aprobación

22.12.2014 | 01:51
Viviendas en el barrio de Requejo.

Nueve años después de iniciarse su elaboración, en nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Mieres está a punto de ver la luz. El Ayuntamiento acaba de recibir el proyecto de manos de la empresa Tecnia, que fue la encargada de introducir las últimas modificaciones en el documento, por lo que después de la última revisión por parte de los técnicos, el Gobierno local estará en disposición de iniciar su tramitación administrativa.

Fuentes del equipo de Aníbal Vázquez explicaron que la empresa encargada de elaborar el plan urbano de Mieres entregó el viernes, en el Registro Municipal, el Estudio Ambiental del proyecto. Éste era el único documento que aún faltaba por recibir para comenzar la tramitación administrativa del plan.

A partir de ahora, los diferentes servicios municipales deberán elaborar sus correspondientes informes para, posteriormente, proceder a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana, su publicación y abrir el periodo de alegaciones para su posterior aprobación definitiva.

Desde Izquierda Unida destacaron la importancia de la tramitación del PGOU, "sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un documento que lleva casi una década de espera y que será el encargado de regir la normativa y el desarrollo urbanístico del concejo en el futuro". La coalición se ha fijado como objetivo agilizar al máximo la aprobación inicial para continuar su tramitación correspondiente e ir avanzando hacia la ratificación definitiva.

El nuevo plan de ordenación de Mieres, del que sólo se conocen algunos detalles, descarta entre otras cosas la expansión de la ciudad hacia el Norte, puesto que los terrenos que actualmente ocupa el lavadero de El Batán seguirán destinados a uso industrial.

La tardanza en aprobar la nueva hoja de ruta urbanística del concejo está permitiendo, al menos, corregir actuaciones que con el paso del tiempo han perdido su sentido. Los responsables municipales reconocen que actualmente "no hay demanda" para construir promociones inmobiliarias en las laderas del valle del Caudal. Por tanto, se ha modificado ese punto el plan.

Se quiere seguir favoreciendo la construcción residencial, pero apostando por vivienda unifamiliar en el entorno de los núcleos. Además, como norma general, serán necesarios 600 metros cuadrados en la zona rural si se quiere levantar una casa. En el casco urbano, será suficiente con disponer de 50 metros cuadrados.

El nuevo PGOU también "flexibilizará" la actual normativa en lo referente a las exigencias para poder abordar reformas en los inmuebles del barrio de Requejo. Actualmente, las duras directrices existentes prácticamente impiden en estos momentos cualquier actuación que vaya más allá de arreglar un tejado. De hecho, los vecinos se han quejado en reiteradas ocasiones.

El último Plan General de Ordenación Urbana de Mieres fue aprobado el 14 de junio de 1995, es decir, hace casi 20 años, con lo cual está totalmente superado y desfasado. En 2005, el Ayuntamiento de Mieres inició las labores para revisar el plan que, por fin, entra en su fase definitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve