Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos piden una consulta para reutilizar el viejo hospital

El Ayuntamiento ha pedido a la Seguridad Social, que es la propietaria del inmueble, que plantee una solución

Un guardia de seguridad, ayer, ante las instalaciones del viejo hospital Álvarez Buylla de Mieres.

Un guardia de seguridad, ayer, ante las instalaciones del viejo hospital Álvarez Buylla de Mieres. GEIJO

La Agrupación Vecinal de Mieres, que integra a más de setenta colectivos del municipio, urgió al Ayuntamiento para que realice una encuesta entre los vecinos con el objetivo de buscarle nuevos usos a las instalaciones que hasta hace dos años acogían el hospital Álvarez Buylla de Murias. El edificio, que ya se encuentra sin ningún tipo de actividad, se quedará sin vigilancia en breve, quedando totalmente expuesto ante los ladrones. Esta situación haría necesario una rápida intervención para evitar que el inmueble sea desvalijado.

El presidente de la coordinadora, Arsenio Díaz Marentes, aseguró ayer que "no lo podemos dejar así, por eso sería bueno preguntar a los vecinos qué utilidad podrían tener estas dependencias". Esta consulta, como apuntó Díaz Marentes, ya se llevó a cabo con éxito en Oviedo respecto a los terrenos donde se ubicada el viejo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). De ahí que ahora pretendan trasladar la propuesta al entorno mierense. De todos modos, no es la primera vez que la coordinadora vecinal se interesa por este inmueble. Siempre defendieron que el antiguo hospital de Murias fuera reconvertido en algo de carácter social, sin las búsqueda de lucro. Entre las ideas propuestas en el pasado, se habló de reconvertirlo en un espacio para la acogida de refugiados -propuesta que también se trasladó para el antiguo HUCA-, o su habilitación como hotel de asociaciones. Sin embargo, esta última cuestión ya está resuelta, al destinarse para este uso la antigua sede de Correos, un local de propiedad municipal en el centro de Mieres.

A pesar de las propuestas realizadas en el pasado, Díaz Marentes consideró que "es mejor escuchar a todo el mundo, nosotros también opinaremos al respecto, pero seremos uno más".

Desde el equipo de gobierno, por su parte, señalaban ayer que el alcalde, Aníbal Vázquez, había enviado una carta al Instituto Nacional de la Seguridad Social -propietario del inmueble- instándole a buscar un proyecto para estas instalaciones. Fuentes del Gobierno local señalaron que es el dueño del antiguo hospital el que tiene que plantear una solución en este caso, aunque sí mostraron preocupación por lo que le podría ocurrir a las instalaciones en el caso de que no se intervengan.

El Principado procederá próximamente a tapiar todos los accesos para evitar robos y actos vandálicos. Una medida que, como confirmaron los vigilantes que se encargan del control de las instalaciones a LA NUEVA ESPAÑA, "no detendrá a los ladrones". Así, estos trabajadores aseguraron que con frecuencia se acercan a la zona vehículos "sospechosos". De hecho, en alguna ocasión sus ocupantes han llegado incluso a interesarse personalmente por la fecha de cese definitivo de la actividad.

Compartir el artículo

stats