29 de mayo de 2008
29.05.2008
 
Siero, Noreña y Llanera

Siero da luz verde al plan especial de protección del entorno del río Nora

El proyecto termina el período de información al público con cinco alegaciones de los afectados

29.05.2008 | 02:00
Terrenos en los que se desarrollará el futuro parque periurbano de la Pola.

La Corporación de Siero aprobará hoy en sesión plenaria el plan especial de protección del entorno del río Nora, que delimitará las condiciones para afrontar el desarrollo de la segunda fase del parque periurbano, la mancha de zona verde pública más importante del concejo, y la futura sede de El Carmín.

Pola de Siero, M. N. M.

La Corporación sierense aprobará hoy en sesión plenaria ordinaria el plan especial de protección del entorno del río Nora, que delimitará las actuaciones que se seguirán para el desarrollo de la segunda fase del parque periurbano de Pola de Siero.


Según explicó el concejal de Urbanismo de Siero, Julio Carretero, el plan especial ha concluido la fase de información pública y el período para presentar alegaciones. Se han presentado, en total, tan sólo cinco alegaciones al proyecto, y el Pleno aprobará hoy la contestación a estas peticiones.


Una vez aprobado por la Corporación sierense, el texto del plan especial se remitirá a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), que habrá de emitir un dictamen. Una vez que este organismo dé el visto bueno, llegará el momento de la aprobación definitiva de nuevo en el Pleno municipal.


Conforme al plan de protección, el Ayuntamiento construirá entre El Romanón y Bergueres la segunda fase del parque periurbano. La primera, que debería estar en obras ya pero se retrasa por problemas técnicos, está situada al norte de la línea de ferrocarril, junto a las nuevas promociones de viviendas que se extienden desde La Ferlera.


Esta segunda fase tiene, además, el atractivo de que se convertirá en el futuro prau del Carmín. La intención del equipo técnico es que las actuaciones sean lo menos visibles, para desarrollar un parque lo más natural posible.


La presencia del río Nora es capital en el desarrollo del parque. Los técnicos pretenden conseguir que el caudal se haga más accesible y con un impacto estético lo más leve posible. La intención es recuperar las orillas al uso de la gente. Hace años muchas personas se acercaban a la ribera del río. Sin embargo, hoy en día, lo normal es que nadie la pise.


Otro de los puntos fuertes del nuevo parque periurbano consistirá en explotar la riqueza tanto vegetal como faunística del río. Para ello, se hará una senda botánica y otra ornitológica, que complementarán el paseo fluvial que, construido por la Confederación Hidrográfica del Norte, atraviesa actualmente las fincas del futuro parque y que se ha convertido en una de las sendas más transitadas del concejo.


Además, está previsto reservar espacios para conciertos y actividades culturales, así como habilitar una amplia zona de aparcamiento al sur del área verde, en las inmediaciones de la Autovía del Cantábrico, que se hace muy necesaria para acoger los vehículos que cada año acuden a la romería del Carmín.


Con esta actuación, se recuperará al uso el entorno del río. Hace años, el entorno del río era una zona natural muy transitada cuyo principal encanto estaba, precisamente, en que apenas se tocaba. Con el tiempo, el uso del río fue a menos, hasta que se construyó la nueva senda peatonal, que provocó una afluencia masiva de caminantes. Todos los días se encuentra gente paseando en cualquier tramo. El parque recuperará el río, aunque con un encanto distinto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine