03 de mayo de 2010
03.05.2010
Carreño

La reivindicación no se jubila

Un grupo de pensionistas vinculados a Comisiones Obreras funda la segunda asociación de jubilados del concejo para luchar por sus derechos y deseos

03.05.2010 | 02:00
Manuel Ángel Díaz Corro, Raimundo Menéndez y Rufino Menéndez, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


A la asociación de pensionistas y jubilados El Paseín, de Candás, un colectivo con un millar de asociados, y una importante cantidad de infraestructuras, le ha salido competencia. Recientemente, un grupo de pensionistas del concejo ha fundado la asociación de pensionistas de Comisiones Obreras de Carreño, cuya junta directiva está formada por Manuel Ángel Díaz Corro, en calidad de secretario, y los vocales Rufino Menéndez Rodríguez y Raimundo Menéndez Sánchez.


La nueva asociación, que por el momento no dispone de un local para desarrollar y centralizar su actividad, ya está inscrita en el registro de asociaciones y cuenta con cerca de cuarenta afiliados. Entre sus objetivos se encuentra en un primer momento el de «desarrollar nuestras inquietudes dentro de la localidad en la que vivimos», explica el secretario del colectivo, Manuel Ángel Díaz Corro, para quien «una vez dados de alta en el registro municipal, y optando por primera vez a una subvención, esperamos ser de interés para la sociedad de Carreño».


Estos nuevos pensionistas asociados ya han pedido un local para la asociación, aunque aún no han recibido respuesta, a pesar de haber sido solicitada a finales de 2009. «Nosotros desarrollaremos nuestra actividad en los locales que nos cedan, y no tenemos ningún problema en compartir un especio con otras asociaciones», señala Díaz Corro, quien ha ocupado a lo largo de su vida varios cargos de responsabilidad dentro de la organización de Izquierda Unida en Carreño, así como otros de los miembros de la junta directiva.


El más importante de los objetivos que se fija la asociación a corto o medio plazo es, sin embargo, «conseguir que se funde en Carreño un consejo local de personas mayores, que no existe», explica Díaz Corro. Tampoco renuncian a conseguir «todos los logros sociales que vayan destinados a los jubilados, que en algunos casos, a día de hoy y en Carreño, no se están aplicando».


Por el momento, estos jubilados ya han organizado algunas actividades, entre las que destacan las charlas informativas promovidas por el colectivo para la actualización de las pensiones. También esperan cooperar con las entidades públicas y privadas en el desarrollo de programas, actividades y campañas de divulgación, relaciones con las personas mayores, favorecer la participación activa de estas personas en los ámbitos sociales, políticos y culturales y contribuir a la sensibilización de la sociedad en materias de interés para su colectivo, «promoviendo que Carreño sea un concejo adaptado a las personas mayores y buscando la necesaria solidaridad intergeneracional».


Sus objetivos globales son, por otra parte, «desarrollar una acción consecuente en todas las esferas de la sociedad para la defensa de los intereses económicos y sociales del conjunto de los pensionistas», explicó Díaz Corro. Entre esos objetivos globales, el secretario de la organización puntualizó algunos como la defensa del sistema público de pensiones, el desarrollo de una ley de dependencia con suficiencia económica, una sanidad pública con atención especializada en personas mayores o la mejora y ampliación de la red pública de los centros y servicios sociales.


También pretenden insistir en pedir garantías en los presupuestos para atender las necesidades del salario social, solicitar viviendas accesibles y dignas para los mayores, además de la rehabilitación de las existentes o plantear la eliminación de barreras arquitectónicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine