11 de septiembre de 2010
11.09.2010
La Nueva España
Carreño

Perlora propone que Perán se convierta en un núcleo comercial y hostelero

Los vecinos piden en las alegaciones al plan urbano que la cantera de Moreda se transforme en zona verde

11.09.2010 | 02:00
Perlora propone que Perán se convierta en un núcleo comercial y hostelero

Perlora,


Braulio FERNÁNDEZ


La Asociación de Vecinos de Perlora ha propuesto, a través del conjunto de alegaciones que ha presentado al plan urbano de Carreño, que el núcleo poblacional de Perán adquiera en el futuro un carácter comercial, cultural y hotelero. Es una de las principales novedades del bloque de sugerencias elevadas por el colectivo «Río Espasa» al nuevo planeamiento, y que en su mayoría refleja el malestar de los vecinos ante los nuevos ámbitos de actuación y las cargas y beneficios que figuran en él.


Los vecinos creen que se debe potenciar el carácter de Perán como zona urbana, «estudiando y tomando en consideración propuestas para obtener una zona de equipamiento social, cultural, comercial u hostelero», según explicó el portavoz del colectivo, José Félix Caballero.


Además, se señalan otras peticiones como la de mantener y potenciar «las zonas de protección entre las explotaciones mineras y la zona urbana, al igual que se hace en otras áreas industriales, recuperando viales públicos». También abogan por «respetar las vías de comunicación y caminos existentes», y para los de nueva creación aplicar las directrices europeas para zonas residenciales en las que se señalan los anchos de vías para que convivan peatones, ciclistas y turismos.


De igual forma, los vecinos han hecho referencia en su conjunto de alegaciones al caso de la polémica cantera de Moreda, situada cerca de la ciudad de vacaciones, mostrando su preferencia para que se mantenga como suelo urbano no consolidado, como ha estado calificada hasta la actualidad. Los vecinos creen que el Ayuntamiento debe cumplir con un acuerdo que realizó con la asociación, por el cual esa cantera debería ser en el futuro «una zona verde o deportiva».


Desde la asociación se ha pedido a su vez que se tome en consideración la circunstancia de que en la zona urbana, desde el año 1997, los propietarios «han venido pagando sus impuestos sin posibilidad de construir, y en conversaciones anteriores con el Ayuntamiento se había acordado que éste renunciaría a la cesión del diez por ciento que le corresponde por ley, a modo de compensación por las cantidades satisfechas a lo largo de estos años», precisó José Félix Caballero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook