21 de agosto de 2011
21.08.2011
La Nueva España

Una gran ovación para un esperado estreno

Derroche de talento de los actores de la Compañía Asturiana de Comedias en la representación de «El maestro Tarabica»

21.08.2011 | 02:00

Primer llenazo y primera ovación en el XXI Salón de Teatro Costumbrista de Candás. Estrenaba la Compañía Asturiana de Comedias y se preveía un éxito, pero la previsión se quedó corta. Son «del barrio más importante de Candás», como bromea siempre Alain Fernández, director del centro cultural Teatro Prendes, y decidieron estrenar este año en el certamen de la villa marinera. «Ha sido una suerte que hayan decidido estrenar aquí», destacó Fernández, quien apostilló que la Compañía Asturiana de Comedias es el grupo «de referencia» para el resto de compañías de teatro costumbrista del Principado.


Nadie puede entender que lo de este grupo sea teatro de aficionados después de asistir a una de sus funciones.


El ambiente de estreno se vivía en los alrededores del Prendes. Problemas para aparcar, colas de varios minutos para conseguir la entrada y lleno en el patio de butacas y en el anfiteatro. Cientos de personas para «disfrutar» de un teatro costumbrista con mayúsculas.


La Compañía Asturiana de Comedias estrenó la obra «El maestro Tarabica», de Eladio Verde, bajo la dirección de Manuel Aller. Fue el primero de los siete estrenos absolutos del XXI Salón de Teatro Costumbrista Asturiano, que patrocina LA NUEVA ESPAÑA. La obra fue estrenada por la antigua Compañía Asturiana de Comedias el 10 de septiembre de 1946 en el Teatro Cervantes, de Pola de Siero, y su última representación tuvo lugar en el Teatro Robledo, de Gijón, en diciembre de 1949.


La comedia retrata el choque de los mozos lugareños con el nuevo maestro del pueblo, a quien le ponen el mote de «Tarabica», el de los amores de los jóvenes con el cierto egoísmo que demuestran los viejos del lugar.


Carcajadas, risas continuas y numerosos aplausos, sobre todo ante la pareja que forman Eladio Sánchez y Arsenio González. Su aparición en el escenario ya atrapa al espectador y su derroche de talento convierte sus momentos en sobresalientes piezas.


También se esperó la presencia de Armando Felgueroso, con un papel secundario que, de nuevo, no defraudó. En cuanto a las actrices Josefina García y Pili Ibaseta, saben cómo pisar las tablas de un teatro y convencen en sus respectivos papeles. Están sublimes, como siempre.


En cuanto a la escenografía, la Compañía Asturiana de Comedias acertó en su elección. También son de destacar la ambientación, el sonido y la iluminación que acompañó la obra, muye ovacionada. Arsenio González agradeció al público de Candás su acogida y al teatro Prendes, su entrega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído