18 de mayo de 2012
18.05.2012
Carreño

Perlora denuncia el «agravio» del convenio que permite a HC edificar en la parroquia

La empresa cede al concejo dos fincas por un cambio de calificación del resto de sus terrenos

18.05.2012 | 02:00
La caseta de HC en el puerto que pasa a ser propiedad municipal.

Perlora,


Braulio FERNÁNDEZ


Los vecinos de Perlora denuncian el «agravio comparativo» que supone el convenio hecho público ayer entre el Ayuntamiento de Carreño e Hidroeléctrica del Cantábrico, mediante el cual la empresa cede dos parcelas a la Administración local por un cambio de calificación que le permita edificar en el resto de sus propiedades en el concejo. Entre ellas, una del mismo tamaño que la cedida a Carreño en Perlora y varias más en Aboño. Las parcelas que recibe el concejo son una de 16.752 metros cuadrados en Perlora y otra en el puerto de Candás, de 53 metros cuadrados, con una edificación en su interior.


El colectivo vecinal de Perlora no ha tardado en quejarse por el agravio que supone esta operación respecto a la calificación que reciben sus fincas en el nuevo Plan General de Ordenación (PGO), un documento que se encuentra aprobado inicialmente. Los vecinos denuncian que mientras que HC podrá comenzar a construir directamente en su parcela de Perlora, situada entre la vieja carretera de Candás a Gijón y las vías del tren, ellos no lo podrán hacer. Es la diferencia entre la calificación del suelo: para HC es urbanizable sectorizado y para los colindantes sólo urbanizable. «Hidroeléctrica obtiene un claro beneficio con el convenio», se queja el presidente de la Asociación de Vecinos de Perlora, José F. Caballero.


Hasta tal punto llega el malestar de los vecinos de Perlora con el convenio, y por extensión con el PGO, que están a punto de presentar un recurso contencioso-administrativo contra el documento de planeamiento, apoyándose en gran parte en este motivo.


«HC ya puede construir, porque su suelo en Perlora ya está sectorizado, mientras que el resto de vecinos con propiedades en la zona, algunas colindantes, no», asegura José F. Caballero. Para rematar la preocupación vecinal, la situación es aún más molesta al tener en cuenta que las vías de acceso a la finca de la empresa eléctrica deberán ser construidas en los terrenos de los vecinos, restándoles superficie edificable.


El Ayuntamiento de Carreño e Hidroeléctrica se han repartido así una parcela de 33.505 metros cuadrados en Perlora, al cincuenta por ciento, con ventajas edificatorias. Sin embargo, el convenio entre las partes hecho ahora público también engrosa las propiedades municipales en el casco urbano candasín. Y es que Hidroeléctrica cede la propiedad de una pequeña finca, con un caseta eléctrica en desuso, situada en el puerto de Candás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook