05 de noviembre de 2012
05.11.2012
Carreño

El PP denuncia que la reparación del mural de la Salve está estancada desde febrero

05.11.2012 | 01:00
El mural de la Salve marinera, en la plaza candasina de El Paseín.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El mural de la Salve marinera, obra del pintor candasín Alfredo Menéndez, continúa aguardando por su salvación. El Partido Popular denunció ayer el estancamiento de la obra de recuperación de la popular pintura, que se encuentra en la plaza candasina de El Paseín.


«El presupuesto de 2012, aprobado en el mes de febrero, contemplaba una partida de 8.000 euros para la recuperación de murales», señaló el portavoz de los populares en el Ayuntamiento, José Ramón Fernández. Sin embargo, han pasado diez meses y no se ha ejecutado ninguna restauración que permita salvar el mural de Menéndez, aquejado de problemas de humedad y de grietas que le han puesto fecha de caducidad. No durará muchos meses si no se interviene.


«El pasado 14 de mayo preguntamos en una comisión de cultura sobre la necesidad de proteger y conservar los murales de Candás, y especialmente el que tiene un mayor deterioro, el de la Salve de El Paseín, y el gobierno nos dijo que la intención era hacer una reproducción en cerámica del mismo, asegurando que existía una partida económica suficiente e incluso la autorización del pintor», explicó Fernández. Sin embargo, «han pasado seis meses desde que anunciaron la reproducción en cerámica del mural, y todo siguel igual», lamentó el edil. «Estamos terminando el año y no se ha dado paso alguno para evitar la desaparición del mural».


La pintura de El Paseín, de casi 10 metros de largo, está considerada una de las piezas más preciadas del museo al aire libre de Candás. Su autor es el mismo de de otros murales de la villa, como los dos que adornan la fachada de la fábrica de Albo. La pintura se encuentra muy deteriorada, con golpes visibles y pérdida de color, a causa de los balonazos que recibe, pero, sobre todo, de la humedad de un balcón que no tiene canaleta y que filtra el agua hacia el mural, según revela el informe de los restauradores.


El mural de Menéndez representa una escena de finales del siglo XIX durante la celebración de la Pascua, en concreto la Salve marinera de 1899, y refleja características del Candás de la época.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído