09 de enero de 2013
09.01.2013

Alianza entre PSOE y PP para refundar la mancomunidad y prescindir de personal

Las dos principales fuerzas políticas de Gozón y Carreño acuerdan no cubrir el puesto de secretario y anuncian más cambios antes de final de mes

09.01.2013 | 01:00

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Mancomunidad del Cabo Peñas, que integran los concejos de Carreño y Gozón, va a ser refundada por medio del cambio de sus Estatutos para acoplar la realidad del ente a la situación de crisis económica y ahorrar costes a los ayuntamientos. Este avance es posible gracias a la alianza entre las dos principales fuerzas políticas en ambos municipios, el PP y el PSOE, escenificada ayer en el pleno celebrado en Candás, el primero del año. De forma inmediata, y de acuerdo con lo acordado, la Mancomunidad prescindirá de la secretaría, el cargo más importante y con una mayor remuneración de todos cuantos conlleva el funcionamiento del ente. La decisión contó con la oposición de los concejales de IU.


El acuerdo implica la solicitud al Principado de Asturias de la exención de obligación para cubrir la plaza del secretario, cargo que desarrollarán a partir de ahora los secretarios de ambos concejos, de forma alternativa, según corresponda a un municipio u otro la presidencia de la Mancomunidad. Este cambio supone un ahorro directo de cerca de 50.000 euros al año, entre el sueldo de la secretaría y los pagos a la Seguridad Social. Tanto Carreño como Gozón pagan anualmente 430.000 euros de sus cuentas al ente supramunicipal.


La supresión de la secretaría es el primer gran cambio en el órgano comarcal, pero no será el último. Ayer también se escenificó el relevo al frente de la Mancomunidad, ya que su presidente, al menos hasta mitad de año, será el alcalde de Gozón, Ramón Artime, principal promotor de la refundación de la Mancomunidad. En su discurso de investidura como presidente del órgano, Artime fue claro al señalar que su objetivo es «trabajar intensamente para reconstruir la Mancomunidad del Cabo Peñas, que será posible si somos capaces de llegar a un consenso». Ese consenso ya está muy avanzado con su homólogo carreñense según lo visto ayer.


Ya finalizado el pleno, Artime declaró que los cambios en el ente seguirán produciéndose hasta el próximo 31 de enero, fecha en la que la Mancomunidad ya tendrá una estructura bien diferente, pues Gozón se reservará menos de la mitad de los servicios que actualmente se prestan y que incluyen la piscina de Antromero, el representante jurídico y el servicio de medicina de deportiva, entre otros.


Carreño, según las indicaciones adelantadas por su alcalde, Ángel Riego, mantendrá todos los servicios para los ciudadanos de Carreño, aunque los trabajadores verán reducida su jornada laboral. El máximo mandatario carreñense desveló ayer que en los últimos días se ha reunido en dos ocasiones con Artime, con la reforma de los Estatutos de la Mancomunidad como telón de fondo. «La renuncia a la secretaría ha llevado a otras cosas y ahora es necesaria una reforma de los Estatutos para poder prescindir de esa figura, lo que ofrece, además, otras posibilidades», comentó Riego en alusión a los cambios que se anuncian para los próximos días.


Riego asumió que Gozón dejará de aportar dinero por buena parte de los servicios de la Mancomunidad, y los cambios podrían ser más profundos, toda vez que la modificación de los Estatutos ya ha sido anunciada y no tiene vuelta atrás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído