24 de enero de 2013
24.01.2013
La Nueva España
Carreño

El concejo pedirá la anulación del proyecto eléctrico de La Reboria

El Ayuntamiento alegará la paralización de la regasificadora de El Musel para reclamar que no se construya la subestación

24.01.2013 | 01:00

Prendes,


Braulio FERNÁNDEZ


El Ayuntamiento de Carreño exigirá al Ministerio de Industria que anule la tramitación de la autorización a Red Eléctrica de España para construir una subestación eléctrica de máxima potencia en La Reboria, Prendes, así como unas líneas de alta tensión que atravesarían el concejo hasta Gozón. La medida, que surgió a iniciativa del PP y que cuenta con el respaldo mayoritario de los grupos políticos de la Corporación, se justifica por la anulación de los proyectos energéticos en el entorno de El Musel, en Gijón.


«Es razonable concluir que la racionalización de las infraestructuras y de las inversiones ha de tener su reflejo en las redes de transporte, y ello incide directamente en la evidente falta de justificación de la puesta en marcha de la subestación de La Reboria y de la línea aérea Gozón-Reboria, teniendo presente que se ha paralizado la planta de regasificación de El Musel y no hay una evidente necesidad de incrementar la producción de energía», explica el portavoz del PP, José Ramón Fernández.


El Ayuntamiento de Carreño ya había solicitado la paralización de la subestación el pasado diciembre, como alertó la concejala de Urbanismo, Cecilia Tascón: «Ahora ya no hablamos de paralizar la tramitación, sino de anularla, de que no se lleve a cabo el proyecto de La Reboria», detalló la edil del PSOE.


El proyecto de Red Eléctrica concita rechazo mayoritario de la población carreñense, que se ha manifestado en varias ocasiones en contra de la medida y ha constituido para ello una plataforma. Entre las razones que señalan quienes se oponen al proyecto está la destrucción del medio paisajístico, natural y las graves consecuencias para la salud de las personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído