Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

El agujero negro de la Mancomunidad

La entidad del Cabo Peñas adeuda facturas por valor de 118.112 euros, pero le deben el triple: 314.122 euros

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

La Mancomunidad del Cabo de Peñas (Carreño y Gozón) es un agujero negro financiero, pero que tendría otro color si se cumpliese el balance de gastos e ingresos. A la Mancomunidad le deben el triple de lo que adeuda. Concretamente, debería tener en caja 314.122 euros más de los que tiene, que hoy por hoy, y según los datos que obran en la sección de intervención del órgano, son 10.038 euros. Esas dos deudas proceden, en primer lugar, y como ya es sabido, del Ayuntamiento de Gozón, que tiene pendiente de pago 251.413 euros de sus aportaciones, pero también se ha incrementado notablemente la deuda de otra fuente de ingresos: las aportaciones del Principado, que ya debe 62.709 euros.

Así las cosas, al ente comarcal se le hace cuesta arriba el final de año, y aún será peor en enero, cuando tenga que hacer frente al cargo de un préstamo de Cajastur de 15.000 euros, y al abono del cuarto trimestre de IRPF, que son 20.000 euros.

De aquí a final de año, se trata de salir adelante con la previsión de ingresos asegurada que anticipa la intervención. Se gastarán 110.341 euros y se ingresarán 99.914 euros, que con lo que hay en caja, darán para tener el saldo a cero. Entre los gastos, en el mes y medio que queda de año, la principal aportación a realizar será la de las nóminas de los trabajadores: 24.028 euros en noviembre, y 47.585 en diciembre, con las pagas extraordinarias. Además de los seguros sociales de uno y otro mes, por valor de unos 24.000 euros, a lo que se suman los gastos de luz, gas y teléfono, que son de 13.300 euros.

En el apartado de ingresos, sin embargo, sólo puede darse por seguro el pago del Ayuntamiento de Carreño para gastos generales, que serán 52.954 euros, el de la Agencia para el desarrollo integrado del Cabo Peñas, 1.600 euros, y las recaudaciones de los precios públicos de la piscina, 45.000 euros. El propio informe económico sentencia respecto a las aportaciones del Ayuntamiento de Gozón y del Principado de Asturias, sus dos principales morosos, que "se desconoce" lo que puedan pagar, o si lo van a pagar.

Todos estos datos se conocen a sólo unos días de que todo pueda empezar a cambiar, toda vez que está prevista la convocatoria de una comisión de la Mancomunidad para votar un plan de reforma económico que podría tener lugar a finales de esta semana o principios de la próxima. Dicha propuesta económica, que parte del principal deudor de la Mancomunidad, Gozón, prevé una reducción de las aportaciones de los ayuntamientos de más de 100.000 euros al año.

Y para ello se centra en la explotación de la piscina de Antromero, el gran foco de ingresos del órgano, al margen de las administraciones públicas. Como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA la semana pasada, entre los planes para optimizar este recurso se encuentra la decidida apuesta por explotar los terrenos que circundan la piscina, para que alberguen dos canchas de pádel, un parking de autocaravanas e incluso un parque de mayores.

Pero, más aún, se da por segura una subida de las tarifas de la piscina, ya que cuenta con los precios más bajos de Asturias, una rebaja de la edad de usuarios adultos, y sobre todo un cierre planeado en los meses de verano para reducir costes.

Las cifras

Dinero en caja

10.038 euros.

Deudas con proveedores

118.112 euros.

Aportaciones no cobradas

314.122 euros, de los cuales 251.416 euros provienen de la deuda del Ayuntamiento de Gozón y 62.709 euros del Principado de Asturias. De ambas entidades, se desconoce cuándo y cuánto podrán pagar en los próximos meses, según el último informe económico que maneja la Mancomunidad.

Previsión de gastos hasta final de año

110.341 euros.

Previsión de ingresos

99.914 euros.

Compartir el artículo

stats