Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

Candás "entama" los sinónimos asturianos

Luis Alberto Prieto publica el primer diccionario de equivalencias entre términos de la llingua, con el que aspira a enriquecerla

Luis Alberto Prieto, junto a la escultura "Marinera", en el muelle local.

Luis Alberto Prieto, junto a la escultura "Marinera", en el muelle local. M. G. S.

Enriquecer el léxico, promocionar la lengua y recuperar la tradición. Esos son los tres objetivos con los que el candasín Luis Alberto Prieto, de 68 años, ha escrito el "Diccionario de sinónimos de la llingua asturiana". Según explica este profesor de Lengua y Literatura ya jubilado, que trabajó durante treinta años en el Instituto de Educación Secundaria de Candás, se trata de la primera publicación de estas características que se edita sobre el bable. A lo largo de sus 920 páginas, el autor profundiza en miles de palabras, que relaciona entre sí, fruto de una ardua labor de recuperación que llevó a cabo a través de consultas bibliográficas y de contactos con sus vecinos. "Ha sido un trabajo largo, de muchos años, pero que creo que puede resultar útil a los colegios y contribuye a desarrollar la llingua", asegura.

De hecho, Luis Alberto Prieto guardaba en su ordenador toda esta información para sus nietos Alberto, Lucas, Pelayo y Marta, hasta que un buen día se dio cuenta de que ese futuro libro "podría servir a mucha más gente". Con él en sus manos, ya publicado y encuadernado gracias a la editorial Hifer Artes Gráficas, el candasín explica que la idea del libro nació en 2004, a raíz de un proyecto de investigación que realizó para la consejería de Educación y Ciencia. De ahí surgió el "Diccionario de sinónimos y equivalencias", escrito en castellano y asturiano, que ahora amplía con su nueva publicación.

Prieto considera que este libro sale en un momento en el que la llingua asturiana está en auge, al menos, en el terreno literario. "Yo creo que ha resurgido. Cada vez hay nuevos escritores y temas. Hace décadas el bable era concebido como una lengua de cachondeo. Pero a partir del año 2000, cuando se publica el diccionario de la llingua, esto cambia. Ya no vale decir lo que uno quiera", opina. Eso sí, reconoce que uno de los motivos que le llevaron a recopilar sinónimos fue la pérdida, en el ámbito oral, de palabras que utilizaban sus antepasados.

A lo largo de la elaboración del trabajo, Prieto ha descubierto que el asturiano es una lengua muy rica para describir cualidades tanto positivas como negativas. Pone como ejemplo "abandonao", "borrachu", "folgazán", "ruin", "neciu" y "parllanchín". De todas estas palabras, el número de sinónimos es bastante alto, sobre todo, en el caso de "atontau", que tiene 570. Las genéricas, del tipo "arremangau", "babayada", "bofetada", "barullu", "caciplar", "caleyar" y "golpazu", entre otras, también tienen una lista bastante larga. Con su diccionario queda claro que sinónimos del asturiano hay a asgaya en Candás.

Compartir el artículo

stats