Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las miserias del capitalismo, a escena

El grupo "Santa Bárbara", de Llaranes, estrena en el Salón candasín la obra "Paraíso fiscal", de Carmen Campo

Carmen Campo y José Ángel del Río, en "Paraíso fiscal". g. bengoa

Carmen Campo y José Ángel del Río, en "Paraíso fiscal". g. bengoa

El grupo "Santa Bárbara", de Llaranes (Avilés), estrenó su última propuesta teatral en el Salón de Teatro Costumbrista Asturiano de Candás. Carmen Campo firma el texto de "Paraíso fiscal", que también dirige y protagoniza. Se trata de una obra en tres actos, sin pausas, que encaja en un costumbrismo actualizado. Por "Paraíso fiscal" desfilan diversos prototipos de la sociedad actual dentro de una familia en la que el único que trabaja es el padre, un empresario con dinero en el extranjero y sin declarar. El matrimonio tiene tres hijos: la mayor, que vive para estudiar, y sus dos hermanos, que ni estudian ni trabajan porque viven bien a costa de papá. Lo que le preocupa a la pareja es el dinero y que la hija siga sin novio, así que arreglan un encuentro con el hijo de una empresaria para asegurarse la continuidad de la empresa, aprovechando despidos y haciendo más caja.

Así comienza la trama, con una sucesión de escenas que protagonizan los miembros de la familia y en las que tendrán un papel destacado las novias del hijo menor. Las chicas, una artesana ambulante y otra bailarina, llegan a cantar y bailar en pleno escenario, lo que resulta algo forzado y excesivo en el caso de la segunda. Que el aspirante a novio no cuaja lo sabe todo el mundo desde que sale a escena. De ahí que no se entienda por qué se demora hasta el final que el tipo confiese a la joven su homosexualidad. Hay momentos suficientemente explícitos en la obra en los que muestra más interés por el hermano de la supuesta novia que por ella.

El Salón continúa esta noche con el grupo "Carbayín".

Compartir el artículo

stats