Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La residencia empresarial de Prendes logra ocupar en un año sus 8 despachos

El centro dispondrá de una oficina más que ya ha sido solicitada por una emprendedora

En poco más de un año la residencia empresarial municipal de Prendes, que abrió sus puertas en 2013 con el objetivo de facilitar el desarrollo de firmas de nueva creación o en fase de consolidación, ha conseguido colgar el cartel de completo. Los ocho despachos de los que dispone están ocupados. La última empresa en incorporarse a las instalaciones lo hizo en septiembre y se trata de un estudio de diseño de delineación. El resto de negocios se dedican a la mejora energética, a la venta online de moda, a la construcción, a la comercialización de energía eléctrica y a los sistemas de refrigeración.

Además, en los últimos meses el Ayuntamiento de Carreño, encargado de gestionar este centro, ha ofertado una nueva oficina, hasta ahora ocupada por la Cooperativa de Labradores de Carreño. "Cuando se le dio un giro al local -antes lo gestionaba la Cámara de Comercio- se acordó respetar a la asociación y no alquilar ese despacho. Sin embargo, lo rechazaron en junio, dado que están reparando su sede original, en el barrio de La Rebollada, en Guimarán, y tuvimos que hacer una modificación en los reglamentos para incorporar una nueva oficina a la oferta", explica la concejala de Hacienda Amelia Fernández. Dicho cambio se publicó en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) el pasado 14 de noviembre. De todas formas, según adelanta Fernández, ya hay una vecina de Carreño interesada en el local. De hecho, ya ha presentado una solicitud para instalar en Prendes un taller de artesanía creativa de arte floral.

Los emprendedores del concejo destacan que el éxito de la residencia empresarial, ubicada en la antiguas escuelas rurales de la parroquia, no sólo radica en los servicios -iluminación, electricidad, calefacción, conexión a internet, sistema de alarma, aparcamiento privado y salas comunes-, sino en la capacidad de colaboración entre las empresas y los precios. El centro, con una superficie de 405 metros cuadrados, ofrece precios asequibles, que varían en función del tamaño de los despachos y que aumentan gradualmente cada año. El Consistorio aplica en los primeros meses bonificaciones para suavizar los pagos.

Compartir el artículo

stats