26 de noviembre de 2014
26.11.2014

Tudela Veguín confía en volver a crecer en 2015 tras casi una década de caída

El presidente regional califica de "ejemplar" la lucha contra la crisis de la empresa, que ya exporta el 26% de su producción

26.11.2014 | 01:58
Julio Peláez y Javier Fernández, en el centro, con dos trabajadores en la sala de control de Tudela Veguín en Aboño.

Pese a que la construcción está siendo uno de los sectores más castigados por la crisis económica, la empresa Tudela Veguín, dedicada a la fabricación de cemento y cal en la región, ha logrado salir del bache volcándose en el mercado exterior. Así lo manifestó ayer Julio Peláez, director general de Masaveu Industria, durante una visita del presidente del Principado, Javier Fernández, acompañado del consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, a las instalaciones de Aboño, que están a la cabeza en exportaciones y en la elaboración de cemento gris. De hecho, a día de hoy la compañía vende fuera de España en torno al 26 por ciento de su producción. Una producción que ha bajado en picado en la última década, pero que sus responsables confían en remontar a partir del año que viene.

"Esperamos crecer entre un 4 o un 6 por ciento. Pensamos que si hemos llegado hasta aquí sin cerrar ninguna fábrica ni hacer expedientes de regulación de empleo podremos salir adelante", aseguró Julio Peláez. El esfuerzo llevado a cabo en estos últimos años ha sido titánico, aseguran. Prueba de ello es que "el sector ha pasado de vender en 2006 en España 56 millones de toneladas a vender el año pasado tan sólo 14; el desplome ha sido importante", reconoció Peláez. Por ello, Tudela Veguín, con centros de producción también en Oviedo y en La Robla (Castilla y León), ha tenido que abrirse a nuevos mercados. En este sentido, la firma trabaja intensamente para Brasil, en donde prevé vender en 2015 alrededor de 300.000 toneladas de cemento.

En medio de la polémica surgida con Alcoa y la tarifa eléctrica, el director general de Masaveu Industria destacó ayer en Aboño que también Tudela Veguín se ha visto perjudicada con el sistema de subasta eléctrica. En concreto, la retribución de la empresa cayó un 50 por ciento con respecto al año pasado, lo cual supone un "golpe importante". "Estamos en un período en el que basamos nuestra la rentabilidad en las exportaciones y en el que competimos con grandes mercados, como China o Turquía, y cualquier incremento de costes nos hace mucho daño. La previsión era que la retribución caería algo, sobre un 10 por ciento, pero no esperábamos tanto. Parece que el Ministerio está ahora en un momento de reflexión para a ver qué hacen con el sobrante y esperamos tener acceso a él", sentenció.

Por su parte, el presidente del Principado, Javier Fernández, calificó de "ejemplar" la lucha de la empresa contra la crisis. De cara al futuro, Fernández se mostró optimista y dijo, compartiendo las previsiones de la compañía, que el consumo de cemento crecería en el país en los próximos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído