Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los candasinos, de los más respetuosos al volante, destaca la Policía Local

El radar instalado en el paseo marítimo varias semanas no registra infracciones "Hay buen comportamiento", destacan

Un vehículo circula por el paseo marítimo, con una señal que limita la velocidad a 40 kilómetros por hora.

Un vehículo circula por el paseo marítimo, con una señal que limita la velocidad a 40 kilómetros por hora. I. G.

Los conductores que diariamente circulan por el casco urbano de Candás suelen respetar las normas viales y la velocidad fijada. Lo defiende la Policía Local de Carreño que no solo ha observado el "buen comportamiento" de los conductores, sino que también lo puede corroborar con datos. Es más, el radar

"Si no colocamos el radar en más zonas de Candás, se debió a las obras de asfaltado y saneamiento en calles céntricas", expresó ayer un agente de la Policía Local, que continuó además afirmando que pese a todo, la cifra de infracciones apenas habría variado. "No descartamos que haya casos concretos de alguna persona que infrinja las normas viales, pero en el caso del casco urbano de Candás", añadió.

La velocidad máxima permitida en el grueso de las calles de la capital del concejo es de cincuenta kilómetros por hora. Los conductores que les gusta pisar el acelerador tienen un problema añadido a su entrada en Candás, ya que la recta que da acceso al centro pueblo, la avenida del Ferrocarril, cuenta con varios peraltes del vial, precisamente, para evitar que se registren velocidades mayores de lo permitido. En el caso del paseo marítimo de Candás, la circulación a más de cuarenta kilómetros por hora conllevaría una sanción económica, sin embargo los usuarios de este transitado vial suelen cumplirlo y no solo durante el mes en el que estuvo instalado el radar, sino habitualmente, según defiende la Policía Local de Carreño. Ante el respeto a la velocidad en el paseo marítimo cabe destacar que el pavimento, plagado de baches y hendiduras del terreno "tampoco invita mucho a correr".

La cesión del citado radar se corresponde con la aplicación de un convenio que la dirección general de Tráfico mantiene con las administraciones locales. Además de la instalación del radar, se colocaron una señales luminosas en el paseo marítimo y también a la entrada de Candás advirtiendo de la presencia de un dispositivo de control de la velocidad. Esas señales se mantendrán haya o no haya radar y de esta manera, ya estarán colocadas para advertir de futuros controles de Tráfico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats