Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una biblioteca sobre el oso en Proaza

"La parte virtual es muy potente", dice la Fundación Oso del centro documental sobre la especie que se inaugura hoy en su sede

El director de la Fundación Oso de Asturias (FOA), José Tuñón, haciendo una consulta en el centro documental del oso pardo. S. ARIAS

El "Tratado de Montería del siglo XV" del Duque de Almazán recoge en una de sus apreciaciones sobre el oso pardo cantábrico que algunos machos jóvenes han sido vistos por los monteros en época de hibernación. Es uno de los detalles del tomo, una de las piezas que recoge el Centro de Documentación de la Fundación Oso de Asturias (FOA) sobre la especie que inaugura hoy en su sede de Proaza. Se trata de una amplía colección de monografías, libros, revistas y diversa documentación acerca del rey de los bosques asturianos.

"Es una unidad de información sobre el oso pardo que reunimos, gestionamos y difundimos con el objetivo de conservar toda la documentación generada sobre la especie y su conservación", explica José Tuñón, director de FOA. Un centro documental a disposición especialmente de investigadores de ámbito científico-técnico, pero también para estudiantes y profesores, así como para aquellas personas que quieran abundar más en el conocimiento sobre los osos. Además, todo eso, más fotos, vídeos y una sección sobre huellas, rastros y señales, estarán disponibles en la página web de la Fundación desde hoy.

"La parte virtual es muy potente y estará en constante actualización, al igual que el fondo documental. Además, se atenderán las peticiones de gente que busque información, aunque ya cuenta con manuales de búsqueda básico y avanzado", detalla Tuñón. El depósito, que puede crecer con donaciones, parte con las ya hechas por Javier Naves, biólogo de la Estación de Doñana y experto en los osos pardos, así como el también biólogo y exdirector de la dirección general de Recursos Naturales, Víctor Vázquez. "La calidad de los libros y la documentación que contiene es lo que le da valor", amplía.

La creación del centro de documentación, tras el que FOA llevaba unos años, ha contado con el patrocinio de Arcelor-Mittal, y su gestión se encomendó a una empresa especializada, "Doc-it". "Ha sido un reto muy interesante por la organización porque lo primero era saber de los osos, y ahí nos ayudaron mucho desde la Fundación", apunta Cruz Rodríguez, al frente del proyecto de organización documental junto a Nabil Fagir. Ambos, sorprendidos con la cantidad de diverso conocimiento sobre los osos que ofrece el fondo.

Y entre las temáticas destacadas y más actuales está la documentación relativa a los osos y el turismo, con la observación de la especie y otras actividades relacionadas, así como sobre osos pardos cautivos, con experiencias sobre los ejemplares que no pueden vivir en libertad. También contiene legislaciones autonómicas, nacional e internacionales con las que completar la amplía bibliografía existente. Información y conocimiento que ponen a disposición del público. Desde aquellos que quieran los datos más científicos como los que prefieran abundar en curiosidades, reportajes o literatura relacionada con el oso pardo. Un centro de documentación por y para la conservación del oso.

Compartir el artículo

stats