Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian al alcalde de Siero por una supuesta agresión a un vecino de Lugones

Ángel García niega los hechos y se declara "acosado" por el hombre, que vive en su mismo edificio y asegura que el regidor le cogió por el cuello

Ángel García.

Ángel García. A. I.

El alcalde de Siero, el socialista Ángel García, declaró ayer ante la Policía Nacional tras recibir una denuncia por una supuesta agresión. Según relata el regidor, la demanda se la puso un vecino de su mismo edificio, en Lugones, que lleva tiempo "insultándome y amenazándome". García apunta que

Todo se inició con una llamada del vecino del Alcalde a la Policía Local. En ella les indicó que, en pleno confinamiento, Ángel García estaba haciendo algún tipo de obra en la terraza de su domicilio, generándole suciedad en su balcón.

El regidor explica que llevan años teniendo problemas con el hombre: "Se pone pared con pared y alza la voz diciendo 'un tiro de gracia', 'hay que acabar con estos rojos' y amenazándome. Por eso evitamos ir a las juntas vecinales o bajar por el ascensor".

Sin embargo, al día siguiente de la denuncia por las obras se cruzaron en la escalera: "Le expliqué que estaba lijando la barandilla para pintarla y me disculpé por si le había causado molestias, ofreciéndome a limpiarlo. Empezó a gritar de malos modos, le advertí de que hasta ahora no le había denunciado por amenazas pero que ahora iba a hacerlo y me fui", apunta García que, sin embargo, señala que solo planteó la posibilidad de denunciarle esperando que le dejara en paz.

La versión del denunciante es totalmente contraria. Este apunta que subía del garaje y que tras intercambiar unas palabras sobre la suciedad generada por la obra, este empezó a amenazarle y agredirle: "Después de decirme que por qué no le había llamado, me dijo que lo que tenía que hacer era cerrar la boca y que me iba a matar, agarrándome a continuación del cuello, contra la pared".

El denunciante apunta que es una persona de riesgo en caso de contagio por COVID-19 y que lo que más le preocupa es precisamente esto: "Se me pegó encima y no tenía mascarilla. Estoy preocupado y mi mujer más".

Esto contrasta con el relato del Alcalde de Siero, que asegura temer lo que pueda hacer su vecino: "Es una persona que puede hacer cualquier cosa. Llevamos tiempo intentando vender el piso, porque a saber lo que puede llegar a hacer". La última palabra la tendrá ahora el juez de Siero, que tendrá que dictaminar si se produjo un delito leve de lesiones y amenazas. Como pruebas, el denunciante presentará el parte médico que le hicieron en el ambulatorio -unas horas después del suceso-, "que refleja las marcas que me dejó en el cuello" y el testimonio de su esposa que estaba en casa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats