Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño mantendrá en Les Conserveres la ubicación del mercadillo semanal de Candás

Los vendedores, que renuevan ahora licencias, comunican al Consistorio que seguirán con los puestos en la zona, pese a las quejas iniciales

Vendedores ambulantes del mercadillo semanal de Candás, montando sus puestos. | P. Fernández

Vendedores ambulantes del mercadillo semanal de Candás, montando sus puestos. | P. Fernández

El mercadillo semanal de Candás, que se celebra todos los sábados, se mantendrá, por ahora, en Les Conserveres. Este emplazamiento se eligió tras el confinamiento por el equipo de gobierno como un lugar más apropiado para que no hubiese aglomeraciones. Hasta entonces, los puestos se instalaban en la plaza de

No en vano, Les Conserveres es zona de paso para muchos vecinos y está al lado de un frecuentado supermercado, así como de las paradas de autobús y del centro de salud. La alcaldesa, Amelia Fernández, justifica este cambio de ubicación por cuestiones meramente sanitarias. “De momento, y mientras estemos en esta situación sanitaria y sea necesario mantener las medidas y distancias, seguirá en ese emplazamiento”, comenta.

Estos días, los vendedores ambulantes tienen que renovar su licencia en el Ayuntamiento para poder seguir vendiendo sus productos en el mercadillo de Candás en 2021. Por ahora, según comenta la Alcaldesa, parece que todos quieren seguir con sus puestos. “Se llamó para informarles del proceso de renovación desde el área de Contratación la semana pasada y, en principio, por teléfono, nos han respondido que quieren renovar todos”, apunta Fernández.

El hecho de que los vendedores quieran renovar la licencia de ocupación de vía supone que el Ayuntamiento de Carreño podrá seguir ingresando dinero por ese concepto. En cuanto a los ambulantes, parece que el cambio de emplazamiento no supuso tal descenso de ventas como preveían en un primer momento. No obstante, una de las razones por las que se oponían al traslado a Les Conserveres era que, en los días de mal tiempo, frío y viento, estaban en un espacio más desprotegido que si estuviesen en la calle Braulio Busto. Afortunadamente, por ahora aún no se han dado jornadas de fuertes lluvias y viento que perjudiquen las ventas en el mercadillo de los sábados de Candás para saber si una situación meteorológica adversa repercutiría negativamente en sus ingresos. Lo que está claro es que, mientras dure la situación sanitaria del covid-19, los puestos tendrán que instalarse en Les Conserveres, como llevan haciendo desde principios de este verano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats