Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras inicia hoy la retirada del argayo de la antigua vía Pravia-Cornellana

“Todavía no sabemos lo que se tardará en reabrir”, afirman los responsables municipales

El argayo desprendido sobre la calzada de la antigua carretera entre Pravia y Cornellana (Salas). | LNE

El argayo desprendido sobre la calzada de la antigua carretera entre Pravia y Cornellana (Salas). | LNE

La viceconsejería de Infraestructuras inicia hoy, martes, la retirada del argayo de grandes dimensiones que se produjo en la madrugada del sábado en la carretera comarcal AS-347 entre Pravia y Cornellana (Salas), a la altura de Forcinas. Así se lo comunicaron ayer la concejala praviana de Obras, Sonia Álvarez, desde el Principado. Por suerte, no hubo que lamentar daños materiales ni personales y ninguna localidad por las que atraviesa la vía se ha quedado sin acceso. No obstante, el paso está también cortado debido al peligro de nuevos desprendimientos por la inestabilidad del terreno.

De ahí que se pida a los vecinos de la zona la máxima precaución si se pasa caminando. De hecho, hasta conocer el alcance del desprendimiento, no sé sabrá el tiempo de ejecución de la obra ni las soluciones técnicas que requiere, según apuntan fuentes municipales. No obstante, se espera que se pueda solucionar con la máxima rápidez posible. “Hasta que no vengan los técnicos no sabremos las dimensiones reales del argayo y, por lo tanto, el tiempo que les llevará retirarlo y asegurar la zona”, explica el alcalde, David Álvarez. Lo que sí es seguro es que hoy a primera hora comenzarán a trabajar para retirar las piedras sobre la vía.

A la derecha, una señal que anuncia el corte de tráfico rodado en la vía. | S. Arias

Los argayos son habituales en esta vía, que acumula un largo historial de ellos. El firme está además en muy malas condiciones, con baches y las cunetas colmatadas de material vegetal que impide el óptimo discurrir de las aguas pluviales. Esta carretera entre Pravia y Cornellana es empleada solo por los vecinos de los pueblos que atraviesa como Forcinas, Corias y Luerces, debido a que la mayoría del tráfico entre ambas localidades se dirige por la AS-16 entre Soto del Barco y La Rodriga (Salas).

Compartir el artículo

stats