Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se vende joya del siglo XVIII en Asturias: el palacio de Bayo busca nuevos inquilinos

Sale a la venta por 1,8 millones el emblemático inmueble de la parroquia moscona, con un espectacular patio interior y capilla privada

33

Así es palacio rural que se vende en Bayo (Grado) The Singular Space

El palacio de los Díaz Miranda, en la localidad de la parroquia moscona de Bayo, también conocido como El Barreiro, está a la venta por 1,8 millones de euros. Esta joya del siglo XVIII, que fue rehabilitada en distintos momentos de su historia reciente y se encuentra en perfecto estado de conservación, está rodeada de una finca de 40.000 metros cuadrados y cuenta con una capilla anexa de la misma época de construcción del edificio principal.

La propiedad, un palacio rural asturiano, es de planta cuadrangular y cuenta con un patio central desde el que se accede a la zona de vivienda principal, que tiene una distribución de dos plantas más bajocubierta. Esta zona de casa cuenta con ocho habitaciones, cinco baños, un comedor con una gran chimenea de piedra y una biblioteca empotrada de madera, un gran salón, una oficina y una bodega, según explica la inmobiliaria The Singular Space, que la tiene a la venta.

Según la información que ofrece el Ayuntamiento de Grado sobre este palacio de Bayo, uno de los edificios de interés del concejo, en el inmueble destaca “el buen trabajo de cantería en el recercado de los vanos”. También “llama la atención la decisiva simetría del plan de construcción del inmueble, ya que el alzado es único, rotundamente cuadrangular, y con un patio interior de idéntico diseño geométrico, a partir del cual se accede a las distintas dependencias”, explica el Consistorio.

La fachada principal, subraya asimismo el Ayuntamiento, consta de una puerta adintelada sobre la que se ubica un balcón de rejería y “remata el conjunto el escudo de la familia, que campea en uno de los lienzos”.

Incide también la promoción municipal de inmueble en las características de la capilla adosada y a su retablo interior. “La entrada es un gran arco cerrado con una bella rejería rematada con una espadaña de perfil irregular coronada por cinco pináculos, que permite ver el interior”.

Compartir el artículo

stats