Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arte de las Meléndez recala en Grado

Una muestra lleva a la Casa de Cultura moscona reproducciones de obras de la saga asturiana que pintó Reyes y de la que formaron parte dos mujeres, Ana y Francisca

5

EN IMÁGENES: El arte de las Meléndez recala en Grado

La Casa de Cultura de Grado acoge hasta el próximo 14 de julio la muestra “Defensa de las mujeres”, una singular iniciativa organizada por el Ayuntamiento moscón y el Museo Circulante. Es novedosa por su planteamiento –incluye una exposición a base de reproducciones que se ven a través de pantallas de vídeo que proyectan una selección de obras–, tal vez no tanto por el mensaje que traslada, pero sí por el modo y los formatos que elige para hacerlo.

“Con el Museo Circulante retomo la idea de las misiones pedagógicas en los años treinta, que es llevar el arte al último lugar perdido, a la última aldea de donde sea, mediante reproducciones de obras. Eso es lo que hicieron las misiones pedagógicas con grandes reproducciones de obras del Museo del Prado. Lo que hago yo ahora es utilizar medios digitales para hacerlo”, explica el crítico de arte Luis Feás, comisario de esta muestra patrocinada por el Pacto Estado contra la Violencia de Género y también con ayuda de Caja Rural.

“Desde el principio, he querido incorporar la perspectiva femenina al proyecto del museo. En este caso es una defensa de la mujer, de por supuesto su capacidad artística y su derecho a dedicarse a las artes, porque, aunque hoy pudiera parecer mentira, en el siglo XVIII no se admitía que lo hicieran”, cuenta Feás.

Luis Feás, crítico de arte y comisario de la exposición de Grado.

Entre los hombres que destacaron por esa defensa de los derechos femeninos en su momento se encuentra el Padre Benito Jerónimo Feijoo, quien ya en su temprano ensayo “Defensa de las mujeres” –que precisamente coincide con el título de la muestra– razonaba la aptitud de las mujeres para “aquellas artes más elevadas”. Y entre las escasísimas féminas que pudieron dedicarse a la pintura a lo largo del Siglo de las Luces destacan Ana y Francisca Ifigenia Meléndez, integrantes de la saga asturiana de los Meléndez, con influencia en la implantación de las enseñanzas académicas en España.

Mostrar su trabajo y reivindicar sus figuras es el objetivo de esta “propuesta didáctica”, se dice sobre la muestra. “Reivindico a dos artistas mujeres, Ana y Francisca Meléndez, que proceden de la famosa saga asturiana de los Meléndez, que, además de pintores del Rey Felipe V, fueron los que promovieron la academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Ana y Francisca fueron académicas de San Fernando, eso fue un logro inmenso, pero sin embargo son dos artistas absolutamente desconocidas. Y esa es la historia que yo cuento y además en un sitio como el Palacio Miranda Valdercazana de Grado, el sitio perfecto, por la época y por su belleza, para este planteamiento expositivo”.

Miniaturistas

En la muestra pueden verse “retratos reales de Miguel Jacinto Meléndez, tanto de Felipe V como de sus dos reinas consortes”. “Llevo también obra de su hermano, que es además padre de artista, y es Francisco Antonio. Pero sobre todo llevo obra de Ana y de Francisca, que son ambas miniaturistas”, detalla Feás.

“Yo reproduzco obras del Museo de Bellas Artes de Asturias y del Museo del Prado, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando... Damos a conocer a las artistas y a sus obras. Me apetece contar esta historia y lo hago con los medios disponibles en una Casa de Cultura y aprovechando las nuevas tecnologías. Quiero que esta muestra pueda ir a más lugares, pero voy a hacer un elogio de la Casa de Cultura de Grado, una de las más bonitas de Asturias y donde no solo tienen ganas sino capacidades y medios para hacer un proyecto como este y unos responsables con los que es una gozada trabajar”, concluye.

Compartir el artículo

stats