Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ecce Homo se despide en carroza

Noreña cerró ayer sus fiestas con un desfile folclórico en el que hubo un circo, una biblioteca ambulante, coches de choque y hasta majorettes

Arriba, el circo. Abajo a la izquierda, componentes de la carroza dedicada a la biblioteca local. A la derecha, desde la izquierda, Carlos Rodríguez, Hugo Vázquez y Santiago Pérez, ganadores del concurso «Chema Fombona». | L. Palacios

Pueden presumir en Noreña de la protección cómplice de su Nazareno, que ayer por la tarde debió interceder para que, después de dos años de pandemia y con la lluvia pisando los talones, los festejos del Ecce Homo tuvieran el broche que se merecían, con desfile de carrozas en seco y hasta con sol durante todo el recorrido. La Sociedad Noreñense de Festejos no quiso fallar a los vecinos, toda vez que "las asociaciones y todos los noreñenses han trabajado para ello y había que intentarlo, como una forma de agradecer el esfuerzo y la dedicación por el trabajo desinteresado". Así, y aunque el recorrido tuvo que ser acortado, al igual que la duración de las actuaciones, el desfile fue todo un éxito de imaginación y público.

El Ecce Homo se despide en carroza

Por las calles más céntricas circularon un animado grupo de majorettes, ataviadas con sus trajes rojos y en perfecta armonía rítmica para animar el circuito por la Villa Condal. También hubo un surtido grupo de coches de choque, con un buen número de niños y mayores disfrazados para la ocasión con flotadores y cartulinas.

El Ecce Homo se despide en carroza

Y por Noreña pasó, además, un circo entero con todas sus atracciones clásicas: la mujer barbuda, el hombre forzudo, el niño de dos cabezas, la encantadora de serpientes, la echadora de cartas, los payasos y equilibristas, lanzadores de cuchillos, marionetas y domadores, con un perro bailarín que despertó la admiración del respetable, abrazado a su dueña para demostrar sus dotes a dos patas.

Y decenas de personajes de cuento se pasearon también por la localidad, haciendo homenaje a la biblioteca pública local "Alonso Marcos de Llanes". Desde el Quijote hasta Frankenstein, Los tres mosqueteros, Phileas Fogg, Mary Poppins o un grupo de hadas y elfos, romanos y damas medievales que dieron buena cuenta de los numerosos fondos bibliográficos con que cuenta el equipamiento, animando a todos a hacer buen uso de ellos.

Las "reinas" de las fiestas, Carmen Menéndez y Candela Noval, cerraron el cortejo antes de que los noreñenses que forman parte de la sociedad de festejos recogieran el bollo para continuar la fiesta, eso sí, a techo. Porque las condiciones climatológicas sí que impidieron la celebración de la última de las actividades, la fiesta del "Viaje en el tiempo".

"Chema Fombona"

Como colofón a los festejos, se entregaron los premios del II Concurso de Percusión "Chema Fombona", con galardones en las categorías infantil, juvenil y senior. Resultaron ganadores Santiago Pérez, Hugo Vázquez y Carlos Rodríguez, respectivamente. Rodríguez se hizo con un premio dotado con seiscientos euros en metálico donado por la empresa Salsas Asturianas.

Además de las actuaciones de los vencedores, se celebró un concierto especial del grupo Tino di Geraldo Quintet. El afamado percusionista franco-español estuvo acompañado por Fernando Arias, César Latorre, Eladio Díaz y Elsa Fernández.

Compartir el artículo

stats