16 de abril de 2007
16.04.2007
ÚLTIMA HORA
El IPC anual se sitúa en el 1,7% en noviembre, su nivel más bajo en 7 meses

Mosquitera, el peor recuerdo

El incendio de la cinta transportadora del pozo sierense mató a cuatro mineros y tardó dos años en ser extinguido

16.04.2007 | 02:00
Octavio Serrano, ayer, delante del castillete del pozo Mosquitera.

Langreo, L. M. D.
El incendio del viernes no es el primero que se produce en una cinta transportadora de carbón y que acarrea graves consecuencias. El 22 de diciembre de 1989, en el pozo Mosquitera (Siero), la cinta también ardió, a la altura de la planta séptima. Aquel suceso tuvo repercusiones más funestas que el de Langreo: cuatro trabajadores murieron. El incendio de la explotación sierense se agravó porque el fuego se extendió a una capa de carbón de seis metros de ancho. Esto provocó que la temperatura en el interior del pozo llegase a alcanzar los 2.000 grados, «un infierno terrorífico», tal como recuerda Octavio Serrano, concejal de Obras de Siero y por aquel entonces vigilante general de Mosquitera. El fuego aún tardó en apagarse dos años. Los 1.200 trabajadores que tenía el pozo fueron prejubilados o trasladados a otras explotaciones.


El método para sofocar el incendio de Mosquitera fue similar al que estos días se lleva a cabo en María Luisa: «Lo primero que se hizo fue cortar el oxígeno». En primera instancia se colocaron 1.000 sacos de cemento. A cuatro metros de distancia de esta barrera se construyó un tabique de ladrillo de dos metros de anchura. «El hueco entre ambos muros se fue rellenando progresivamente de hormigón», explicó Octavio Serrano. Después, a través de la caña del pozo, se fue inyectando hidrógeno líquido. «Todo esto», indicó Serrano, «sirvió para ir controlando la combustión».


Sin embargo, no fue hasta dos años después cuando se pudo apagar definitivamente el fuego. «Se pudo entrar por otra planta, por la capa llamada La Moral», indicó el ex vigilante general de Mosquitera. En esta zona se pusieron «otros 50 tabiques» que lograron dejar el incendio sin oxígeno, lo que acabó ahogándolo. «El suceso se agravó mucho porque en vez de afectar al plano de la cinta, como parece que ha sucedido en Langreo, el fuego se extendió a una capa de carbón, haciéndolo incontrolable». Finalmente, la regulación de empleo que siguió al accidente sirvió como «previa» de las primeras prejubilaciones que tendrían lugar a principios de los noventa. Desde 1991 Mosquitera se usó para sacar el carbón del pozo Pumarabule, que cerró en 2005.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve