16 de julio de 2011
16.07.2011

El árbol de la emigración, un símbolo de las raíces no olvidadas

«Langreanos en el Mundo» amplía su bosque en Ciaño con un pino colorado plantado por José Ramón González, «Monxu»

16.07.2011 | 02:00
José Ramón González, «Monxu», ayer, plantando su árbol en Ciaño.

Langreo,


Raquel BARAGAÑO


«Langreanos en el Mundo» celebró ayer uno de los actos más significativos de sus V Encuentros. Tras la recepción en la Torre de la Quintana a José Ramón González «Monxu», la comitiva de la asociación acompañó al galardonado con la «Distinción Solidaria» 2011 al parque de Ciaño para proceder a la plantación de un pino colorado, árbol típico de su país, México.


«Con esto, reflejamos la unión de las raíces personales e institucionales» apuntaba Martínez Roces, presidente del colectivo. Un emocionado «Monxu» fue el encargado de coger la pala y proceder a la plantación. «Todo esto es un sueño y tengo miedo de despertar», decía. «Esta traslación de las raíces es una de las cosas más importantes, el árbol se quedará aunque el que lo plantó tenga que partir», con estas sentidas palabras procedió a entregar a Vicente Dámaso, concejal de medio rural y obras, el certificado del gobierno de Puebla que otorga la autoridad sobre ese árbol al ayuntamiento de Langreo. El edil agradeció, en nombre de la alcaldesa y la corporación, esta iniciativa y resaltó su valor simbólico. Ya por la tarde, los actos del V Encuentro de «Langreanos en el Mundo» continuaron con la conferencia «Donde fuiste feliz no deberías volver jamás», del poeta Jaime Munárriz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine