19 de enero de 2017
19.01.2017

Viesgo apela el fallo que exime a Mieres de pagar 2,8 millones por la subestación

La compañía eléctrica acude al TSJA para tratar de cobrar los daños y perjuicios que reclama por el derribo del equipamiento de la Mayacina

19.01.2017 | 03:20
Las obras de derribo de la subestación de la Mayacina.

La empresa Viesgo seguirá tratando de cobrar los casi tres millones de euros que le reclama al Ayuntamiento de Mieres en concepto de daños y perjuicios por el derribo de la subestación eléctrica de la Mayacina. La compañía energética acaba de presentar el recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Oviedo, que daba la razón al consistorio mierense absolviéndole del pago de la millonaria indemnización. Mieres ganó la primera batalla, pero la guerra judicial sigue abierta.

Fuentes consultadas por este diario señalaron que la presentación del recurso ante el TSJA responde a una "práctica habitual del servicio jurídico en este tipo de procesos". El pasado diciembre se hacía pública la sentencia del tribunal ovetense por la que desestimaba la reclamación por parte de Viesgo de casi 2,8 millones de euros al Ayuntamiento por haber tenido que derribar la subestación de la Mayacina tras declararse nula en los tribunales la licencia municipal expedida para su construcción.

En la sentencia, ahora recurrida por Viesgo, se relatan los hechos explicando que en mayo de 2009, la Junta de Gobierno municipal concedió a la empresa una licencia de obra para la construcción de una subestación eléctrica. Sin embargo, el documento judicial relata que ese permiso fue impugnado en la vía contencioso-administrativa y anulada por una sentencia en primera instancia del 30 de enero de 2012, confirmada en vía de apelación por la dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA de 28 de noviembre de 2012, una vez que el equipamiento ya estaba construido.

El tribunal que dirimió la reclamación de Viesgo por daños y perjuicios apreció, y así lo hizo constar en su dictamen, un "retraso deliberado en la ejecución" de la primera sentencia, ya que Viesgo solicitó la autorización para el derribo casi un año después del pronunciamiento del TSJA y de que el Ayuntamiento emitiese la orden de derribo. Además, el juez se basó precisamente en los plazos para desestimar la reclamación de la eléctrica. El texto indica que "los gastos de desmantelamiento ya se habían presupuestado a julio de 2013, por lo que eran perfectamente conocidos y no hay razón justificativa de que se esperase hasta abril de 2015 para reclamar unos y otros". En este sentido, agrega que "la sujeción del ejercicio del derecho al requisito temporal establecido en la Ley, que es el de un año a computar según el origen del daño", por lo que el Tribunal entiende que la reclamación de Viesgo se ha efectuado fuera de plazo.

La empresa eléctrica, que tenía un mes para recurrir, ha optado por ejercer este derecho para tratar de lograr recuperar parte del dinero invertido en un equipamiento que estaba destinado a reforzar el suministro en la Mayacina, una zona que en los últimos años ha incrementado el consumo energético derivado de la construcción y ocupación de varios edificios, así como de un gran supermercado.

Pese a esta batalla judicial, Viesgo ha mantenido su apuesta por Mieres, reflejada en las inversiones cercanas a los cuatro millones entre 2016 y 2017, a las que habría que añadir los 13,5 millones que tiene previsto gastar para rehabilitar y mejorar la subestación eléctrica de Santa Cruz, la mayor inversión de la compañía en España en su último plan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve