Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos ven comprometido el relevo generacional si no se forman nuevos MIR

El SIMPA avisa de que Asturias perderá 1.200 facultativos de familia en cinco años, y la dirección del Hospital, que se verá mermado el apoyo asistencial

El Hospital Álvarez-Buylla de Mieres.

El Hospital Álvarez-Buylla de Mieres. FERNANDO GEIJO

La decisión de Sanidad de establecer un número mínimo de partos para permitir la formación de residentes en los hospitales ha unido a la comunidad médica. Tanto desde el SIMPA como desde el hospital de Mieres se ha rechazado la medida, advirtiendo de que afectará al apoyo asistencial y a la renovación de médicos.

Alberto Mariano, secretario de Atención Especializada del Sindicato Médico Profesional de Asturias (SIMPA), señaló ayer que los nuevos criterios para la formación de residentes "suponen un grave daño" para los hospitales comarcales, entre ellos, el Álvarez-Buylla de Mieres. "La docencia hospitalaria es muy importante, no solo porque se formen nuevos médicos, sino también porque ayuda a que los que tienen una plaza se motiven más", indicó el responsable sindical.

Mariano apuntó a que, en el próximo lustro, el Principado perderá en torno a 1.200 médicos de familia por jubilación. "Si no se pueden iniciar programas de formación MIR, difícilmente habrá un relevo y la situación se verá comprometida", señaló el facultativo del SIMPA. Y añadió que los programas de Médicos Internos Residentes en los hospitales comarcales como el de Mieres tienen la ventaja de ser "mucho más precisos y especializados". "Los médicos que van a hacer el MIR suelen escoger estos centros porque la formación es mucho más personalizada que en grandes complejos hospitalarios, donde hay veces que apenas pueden ver pacientes y están un poco más 'olvidados' por así decirlo", señaló el responsable sindical.

Por estos motivos, desde el SIMPA no entienden que el Ministerio de Sanidad haya impuesto criterios cuantitativos sobre los cualitativos. "Que no haya 500 partos en un año no quiere decir que no se pueda impartir la formación en ginecología", indicó Alberto Mariano. Los médicos residentes podrían incluso hacer la rotación de esa especialidad en otro hospital sin falta de tener que dejar a un lado su residencia en Mieres.

La directora del hospital Álvarez-Buylla, Pía Giménez, señaló que en los últimos cinco años, el área sanitaria del Caudal ha pasado de tener 10 residentes por promoción -40 al año- a apenas ocho que quedan a día de hoy. "Antes teníamos una decena de residentes de primer año, otra de segundo, otra de tercero y otra de cuarto, entre Atención Primaria y el hospital, y ahora nos quedan ocho personas solamente", señaló Giménez.

Hace dos años que no llega ningún nuevo residente a Mieres. "Cuando el Ministerio de Sanidad emitió la orden, realizamos todas las alegaciones que pudimos, porque nos hace mucho daño dejar de formar médicos", indicó la doctora. Actualmente, en Asturias solo pueden formar médicos de familia en Oviedo, Gijón y Avilés, amén del hospital de Langreo, que ha salvado cuatro plazas de formación, pese a no cumplir los criterios, gracias al reconocimiento de calidad otorgado por la Joint Comission, un organismo internacional.

La directora del Álvarez-Buylla defendió que en Mieres "no hay residentes de otras especialidades, son todos de Medicina Familiar y Comunitaria, por lo que los médicos vienen con muchas ganas y se encuentran con que se pueden formar con muy buena calidad, porque la docencia es personalizada".

Al igual que el portavoz del SIMPA, Giménez apeló a la necesidad de un recambio generacional: "Es básico para los médicos de familia en estos momentos, y a nosotros nos están privando de formar médicos de familia, cuando antes se formaban doctores que van conociendo el área sanitaria y luego deciden quedarse en él, favoreciendo la renovación de profesionales".

Respecto al hospital, la directora indicó que los residentes "suponen un apoyo asistencial muy grande". "Hacen guardias de Urgencias junto a los adjuntos y reciben una formación especializada y muy cercana al paciente. Los residentes se están formando, pero a la vez te retribuyen con su propio trabajo", indicó la directora del hospital, que calificó de "injustos" los criterios establecidos por el Ministerio de Sanidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats