Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El abastecimiento de los valles mineros

La sequía obliga a restringir el consumo de agua en pueblos de Aller y San Martín

Ambos concejos han emitido bandos para prohibir los usos superfluos ante la merma de los manantiales, y Laviana y Caso estudian medidas similares

Una cuba en Moreda utilizada para llevar agua a los pueblos de Aller cuando hay cortes de suministro.

Una cuba en Moreda utilizada para llevar agua a los pueblos de Aller cuando hay cortes de suministro. L. CAMPORRO

La sequía ha obligado a varios ayuntamientos de las comarcas mineras a restringir el consumo de agua, con el objetivo de evitar usos superfluos y garantizar el suministro básico a las familias, principalmente en algunos núcleos rurales abastecidos por manantiales y a los que no llegan las traídas generales. Los alcaldes de Aller y San Martín del Rey Aurelio ya han emitido bandos en esa línea y otros municipios como Laviana y Caso no descartan tener que hacerlo próximamente. Se trata de unas medidas preventivas que suelen adoptarse entrado ya el verano y que este año han tenido que adelantarse debido a la escasez de precipitaciones durante la pasada primavera.

El bando del Ayuntamiento de San Martín expone que los manantiales municipales han sufrido una "importante merma" como consecuencia de "la ausencia de lluvias de los últimos meses". Por ello, "con el objeto de mantener un suministro equitativo y básico para todos los ciudadanos, se ordena que se haga un uso controlado y con la mayor economía en el consumo de agua, destinándolo a usos de primera necesidad, de los que se excluyen riegos, llenado de piscinas y otros similares". El escrito, firmado por el regidor, Enrique Fernández, también advierte "a las personas que no cumplan con lo aquí dispuesto que se impondrán las sanciones correspondientes".

El Ayuntamiento de Aller también ha emitido un bando similar en el que demanda a la población un "uso racional" del abastecimiento, debido a la "importante merma" sufrida en los manantiales por la escasez de lluvias y las altas temperaturas de las últimas semanas. El Alcalde, David Moreno, remarca en el escrito dirigido a la ciudadanía que "para no tener problemas en el suministro es necesario que solamente se consuma el agua para usos estrictamente domiciliarios , quedando prohibidos el resto de los usos, tales como riego de jardines, huertas, baldeo de calles, lavados de vehículos...".

También destaca el bando del Consistorio allerano que la Alcaldía "espera que todos actúen con conciencia ciudadana, siendo conscientes de que el agua depurada es un bien escaso que no se puede dilapidar, para conseguir solidariamente que todos dispongan del abastecimiento necesario para sus domicilios". Vecinos de Casomera reclamaron, por su parte, un mayor control en la utilización de las fuentes públicas de la zona ya que el agua de algunas de ellas no es utilizada exclusivamente para el consumo humano sino para otros usos "y puede suponer un problema si hay escasez de suministro".

Cubas

Laviana todavía no ha emitido ningún bando, aunque no descarta tener que hacerlo "más adelante" si se mantiene la escasez de precipitaciones. "Si hay problemas de suministro estamos preparados porque contamos con una cuba adquirida en el presente mandato", indicó el vicealcalde de Laviana y edil de Obras, Julio García. Días atrás hubo fallos en el abastecimiento de Sayeo y pueblos próximos, aunque el problema este caso no fue la sequía sino fallos en la traída de Gijón, que abastece a estos núcleos, según apuntó García.

Otro de los concejos que baraja la posibilidad de tener que emitir un bando sobre el agua en Caso, tal y como aseguró Miguel Fernández, concejal de Medio Rural y Obras. "Habrá que ver cómo evoluciona el verano. En los dos núcleos que año atrás nos habían dado problemas la situación está en vías de solución porque esperamos empezar en el breve las obras de la nueva captación de Tanes y la renovación del revestimiento del depósito de Tarna para evitar fugas".

Las restricciones en determinadas núcleos contrasta con el elevado volumen de agua que mantienen los embalses de Tanes y Sobrescobio. Los responsables del Consorcio para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento indicaron a mediados de mes que el abastecimiento está "plenamente garantizado" y que la situación actual es parecida a la de 2014, año en el que los embalses se mantuvieron llenos hasta la primera quincena de julio.

Compartir el artículo

stats