Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las urgencias aumentaron un 15% en el nuevo hospital por sus mejores accesos

La puesta en marcha del centro sanitario mierense ha hecho crecer el trabajo en el servicio, que este año atendió ya a 18.000 pacientes

La entrada a la zona de Urgencias del Hospital Vital Álvarez Buylla de Mieres. J.R. SILVEIRA

El traslado desde el viejo hospital de Murias a las nuevas dependencias de Nuevo Santullano ha conllevado que el servicio de Urgencias haya experimentado un importante crecimiento en el número de atenciones. Según los datos facilitados desde la dirección del centro sanitario, desde el traslado, Urgencias atiende a un 15 por ciento más de pacientes de lo que lo hacía en Murias.

Los motivos de este aumento son varios, pero pesa mucho la ubicación de actual hospital. El primero de estos motivos es la accesibilida. Pese a no estar directamente comunicado con la autopista, los buenos accesos que tiene el nuevo Álvarez Buylla en comparación con su ubicación en Murias hace mucho más sencillo que los ciudadanos lleguen al hospital por sus propios medios ante cualquier urgencia. Además, su cercanía a un barrio residencial como es Nuevo Santullano también influye en el uso por parte de sus vecinos del hospital para atender muchas dolencias, ya que acuden al centro hospitalario en lugar de acudir al médico de guardia del ambulatorio correspondiente.

El crecimiento en las atenciones del área de Urgencias, que dirige el doctor Ramón Rodríguez, ha sido constante. De hecho, este año, el incremento interanual se sitúa entre el 3 y el 5 por ciento. Hasta julio, se habían registrado y atendido a casi 18.400 pacientes en el departamento, una cifra que triplica los recibidos en el viejo centro de referencia de Murias. La directora del hospital, Pía Giménez, también destacó el tiempo medio de estancia de los pacientes en Urgencias, que ha disminuido considerablemente. Actualmente, los pacientes pasan, hasta que se les da el alta bien a su domicilio o bien a planta, una media de tres horas en el departamento.

Es el de Urgencias precisamente uno de los servicios que más ha ganado con el cambio de centro hospitalario, que se inauguraba en diciembre de 2013 con el servicio de rehabilitación, pero que entraba en servicio casi a pleno rendimiento en mayo del año siguiente. El área de atención urgente cuenta ahora con un mayor espacio, y su distribución, con varios boxes cerrados, hace que sea mucho más funcional para los profesionales sanitarios y proporcione una mayor confortabilidad y privacidad para los pacientes.

Si las Urgencias funcionan a buen ritmo, la ocupación del hospital también se mantienen en niveles óptimos. Pese a que hay cerradas dos plantas durante el verano, las camas ocupadas no llegan al 60 por ciento. Además, desde la dirección del Álvarez Buylla se destaca que en el caso de ser necesaria abrir alguna de las plantas por una llegada inesperada de pacientes, se tardaría apenas media hora en habilitar el espacio. Actualmente están clausuradas las segunda planta Centro, que generalmente permanece inoperativa al no ser necesaria por el número de pacientes, y la cuarta planta Centro, en la que se están realizando obras de reforma y mejora.

Cambios

El Hospital Álvarez Buylla de Mieres es el centro referencia del área sanitaria VII, que atiende a los concejos de Mieres, Aller y Lena. Recientemente se han producido cambios en la estructura directiva del área, ya que la anterior gerente, Begoña de Poo, dimitía por motivos personales. Tras el preceptivo proceso de selección, el puesto lo ganaba la que hasta ahora era directora de Salud Pública en la zona, Alejandra Fueyo, que es quien ahora pilota los devenires del área del Caudal.

El área también ha recibido buenas noticias recientemente respecto a las infraestructuras de atención primaria. Tras una década de espera, el Principado ya ha sacado a concurso las obras de construcción de un nuevo centro de salud para el Valle de Turón. Un ambulatorio que costará cerca de dos millones de euros, y que dará servicio a casi 4.000 personas en la zona. Los trabajos comenzarán antes de final de año y se espera que el equipamiento esté listo a finales de 2018.

Compartir el artículo

stats