Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los músicos críticos plantean una escisión y crear una segunda banda en Mieres

El director despedido asegura que los gestores han puesto "freno" a un proyecto que llena auditorios como embajador de la cultura mierense

Antonio Cánovas.

Antonio Cánovas. L. MURIAS

Parece improbable que las graves discrepancias surgidas en el seno de la Banda de Música de Mieres acaben provocando la desaparición de la formación, pero sí entra dentro de lo probable que termine ocasionando su escisión. Los músicos enfrentados con la junta directiva de la Asociación Mierense de Amigos de la Música, entidad de la que depende la agrupación, están decididos a intentar impulsar la creación de otra orquestas si finalmente, como toda indica, los actuales gestores no convocan un proceso de elecciones para elegir a nuevos responsables. "Sabemos que es complicado empezar de cero, pero si contamos con el apoyo del Ayuntamiento estamos dispuestos a intentarlo para que el trabajo de diez años no se pierda por completo", explicó Rubén Sánchez, portavoz de los músicos.

El grueso de los integrantes de la Banda, en su mayoría alumnos del Conservatorio de Oviedo, no están dispuestos a asumir el despido del anterior director, Antonio Cánovas. Éste, a su vez, percibe el cariño de los que fueron sus pupilos y estaría, llegado el caso, dispuesto a ponerse al frente de un proyecto paralelo: "Yo tengo mi trabajo como profesor del Conservatorio y podría pasar página, pero me duele mucho que se haya truncado de esta manera un proyecto ilusionante . La actitud de la directiva, de dos personas en concreto a las que les da igual lo que pase con la banda, ha terminado siendo un tapón y un freno", señaló ayer Cánovas.

Los planes

La exdirector de la Banda de Mieres, ya que fue despedido la pasada semana, sostiene que impulsar una nueva orquesta en el municipio es complicado pero no imposible: "Necesitamos contar con la colaboración del Ayuntamiento. Nos sentimos queridos en el concejo y valorados por el Consistorio, pero está claro que la situación es compleja". Antonio Cánovas lamenta que no haya sido posible llegar aun acuerdo con la directiva que preside Ramón del Llano. "No han querido buscar una solución. No están dispuestos a ceder ni un metro".

La directiva reprocha a Antonio Cánovas que liderase lo que se consideran un "golpe de estado". Defienden que simplemente han evitado que la Banda pierda sus raíces y quede en manos de personas "de fuera del concejo que sólo miran por sus interesas profesionales". El exdirector no entiende estas críticas: "Si hay poca gente de Mieres en la Banda deberían preguntarse el motivo. Nosotros siempre hemos tenido las puertas abiertas. También nos hubiera gustado poder colaborar más con otras asociaciones del concejo, como Santa Bárbara. No somos los músicos lo que hemos tenido problemas con todo el mundo: en la Casa de la Música, en la Casa de Cultura y en todos sitios".

El crecimiento

Antonio Cánovas está dolido al percibir que Mieres se enfrenta a una gran pérdida: "Cogimos la banda hace diez años con veinte músicos y un nivel muy bajo. Casi nadie iba a los conciertos. Ahora somos sesenta y, en ocasiones, como ocurrió en el último concierto de Santa Cecilia, llenamos el auditorio de la Casa de Cultura, quedando incluso gente fuera". A su juicio, criticar que muchos músicos sean de fuera del municipio no tiene sentido: "Musicalmente hemos crecido con gente de fuera, pero sin excluir a nadie".

La Banda de Música atraviesa por un ruptura generacional: "La actual directiva no maneja ni el correo electrónico. Han trunca un proyecto que estaba listo para crecer, para ser explotado llevando el nombre de Mieres con orgullo por toda España", apunta Antonio Cánovas. Y añade: "Es ley de vida dejar paso, pero al final se está imponiendo el conservadurismo". El exdirector asegura que la formación, de haber seguido en la dinámica de los últimos años, hubiera dado un salto exponencial en breve: "Logramos alcanzar un nivel similar al de las bandas de Oviedo y Gijón con muchos menos recursos. No lo decimos nosotros, lo dicen todos los expertos de la región. Y lo hemos conseguido gracias al esfuerzo de muchos músicos, algunos de Mieres, y otros que han entregado su tiempo y esfuerzo gratuitamente para convertirse en embajadores de la cultura mierense". Lo curioso de todo es que pese a contar con pocos integrantes locales, hasta ahora, además de Cánovas, sólo ha sido expulsado un músico y es del concejo.

Compartir el artículo

stats