Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ADN, listo para identificar los restos de la fosa de Parasimón

El banco genético de Cabacheros ya está disponible para los familiares, a la espera de la autorización del Principado

Los trabajos en la fosa de Parasimón, en el alto de Pajares, el pasado mes de junio. FERNANDO GEIJO

La identificación de los restos de la fosa de Parasimón, exhumada en el alto de Pajares en junio, cada vez está más cerca. El laboratorio encargado del banco genético que se realizó durante la investigación de Cabacheros (otro enterramiento investigado en Felechosa, Aller) ha informado a la Asociación Memoria Allerana de que las muestras cedidas por familiares que buscan a desaparecidos en la comarca están disponibles. Sólo queda la aprobación del Principado de Asturias para una nueva búsqueda de coincidencias. Hay cincuenta muestras de familiares vivos y más de cien posibles nombres para las doce personas enterradas, todos presos del Franquismo. Una de ellas, según los testimonios, es Luis Cienfuegos.

El trabajo de Parasimón es el reflejo del tesón de la familia Cienfuegos. Para recuperar el cuerpo de Luis, consiguieron la implicación del arqueólogo Antxoka Martínez. El experto abanderó este verano la exhumación, que contó con el trabajo de la Sociedad de Ciencia Aranzadi. Tres días de labores intensas, durante las que se recuperaron los cuerpos de doce personas.

Los restos se están individualizando y preparando para una posible identificación. Durante los trabajos, la Asociación Memoria Allerana contactó con la familia Cienfuegos. Los responsables de la campaña y la entidad llegaron a una conclusión: si en la fosa está Luis Cienfuegos, natural de Parana pero vecino de Aller, es muy probable que haya otros presos alleranos. "Ya contábamos con las muestras de ADN que solicitamos durante la investigación de Cabacheros, así que nos pusimos en contacto con el laboratorio para saber si el banco genético está disponible", explicó Ángel García, responsable de la asociación. El Principado tiene las competencias para reclamar las muestras.

Ángel García elaboró el dossier con los nombres de las personas que podrían estar en la fosa. Un registro terrible: entre el 4 y el 15 de noviembre, fechas estimadas del fusilamiento en el alto de Pajares, desaparecieron en Aller más de cien personas.

Compartir el artículo

stats