Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La "Vespa velutina" y la avispilla china ya están asentadas en la comarca

Los apicultores y los ayuntamientos reclaman un "plan global" para poner freno al problema

La oruga de boj no es la única especie invasora que amenaza los ecosistemas de las Cuencas. En la zona ya está presente la avispilla china, que infecta los castaños rebajando su producción, y el avispón asiático, que ataca a las colmenas. A esto hay que añadir la proliferación de plantas como el plumero de la pampa o la lila de primavera.

El avispón asiático ("Vespa velutina") es un tipo de insecto que está desplazando a los avispones autóctonos y que ataca a las colmenas de abejas melíferas europeas, que apenas pueden combatirlas porque desconocen que el asiático es su enemigo.

Esto provoca que los enjambres disminuyan de número, y por tanto, se produzca mucha menos miel. Ayuntamientos y apicultores de los territorios carboneros han pedido un "plan global" contra la avispa asiática. Hasta hace unos meses apenas se habían localizado avisperos de esta especie en las Cuencas, pero la situación ha cambiado y ya han colonizado prácticamente todos los territorios de la comarca, a excepción del parque de Redes. Los apicultores saben que el avispón asiático acabará llegando a la zona.

Otra especie invasora llegada desde Asia a través de los puertos europeos es la avispilla china. A diferencia de la otra avispa, es muy pequeña, y pasa desapercibida. Sin embargo, su acción se deja ver. Cuando los castaños comienzan a hacer brotar sus hojas, muchas ellas, y también algunas ramas, empiezan a presentar una especie de ampollas que frenan su crecimiento. El árbol frena su expansión y por tanto, esa parte produce menos frutos.

En el parque natural de Redes, que cuenta con un total de 2.300 hectáreas de castañares, la avispilla china está ampliamente extendida. También los está en zonas de las Cuencas con abundancia de este árbol, como Aller, Lena y Laviana.

Compartir el artículo

stats