Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pantanos que abastecen a Asturias empiezan el nuevo año al 71,73%

Los Alfilorios y Rioseco se encuentran llenos, con más agua embalsada que hace un año, mientras que Tanes está al mismo nivel

El pantano de Rioseco, en Sobrescobio, con la depuradora de agua de Cadasa.

El pantano de Rioseco, en Sobrescobio, con la depuradora de agua de Cadasa. L. M. D.

Los pantanos de las comarcas mineras, que abastecen a toda la zona centro de Asturias, afrontan el nuevo año con garantías de suministro, y en una mejor situación que el pasado curso. Las fuertes lluvias y las nevadas han provocado que dos de los tres embalses de las comarcas mineras, el de los Alfilorios, en Morcín, y el de Rioseco, en Sobrescobio, estén totalmente llenos. En el caso del pantano de Tanes, el mayor de las comarcas mineras, la situación es idéntica a la del año pasado por estas fechas. Los pantanos afrontan el año al 71,73 por ciento de su capacidad.

El final del año 2019 ha sido, en lo climatológico, bastante diferente respecto al anterior. Si en los últimos meses de 2018 apenas llovió y no había nieve, este curso ha sido diametralmente opuesto. Lluvias incesantes durante noviembre y buena parte de diciembre, nieve en los montes asturianos con varios temporales consecutivos... Unas condiciones que han contribuido al crecimiento del nivel de agua estancada en los pantanos de las Cuencas.

En la comarca del Caudal, el embalse de los Alfilorios tiene acumulados ocho hectómetros cúbicos de agua, el cien por cien de su capacidad. El pantano morciniego, que abastece de agua a Oviedo, estaba un año antes al 87,5 por ciento de su capacidad, también un nivel importante para afrontar el inicio del año.

En el caso de la comarca del Nalón, la situación es diferente, si bien el tamaño de los dos embalses no tiene comparación. En el caso del de Rioseco, en Sobrescobio, el Boletín Hidrológico Nacional refleja que está al cien por cien de su capacidad, cuatro hectómetros cúbicos. En 2018, la situación era de un 75% de agua embalsada, tres hectómetros de los cuatro.

La mayor bolsa de agua de las comarcas mineras, el embalse de Tanes, está igual que hace un año, al 61,76 por ciento de su capacidad, con 21 hectómetros cúbicos embalsados de los 34 que tiene como capacidad máxima.

En total, los embalses de las Cuencas afrontan el presente 2020 al 71,73 por ciento de sus reservas, cuatro puntos por encima de como estaban hace un año. El suministro de agua en las Cuencas está totalmente asegurado, ya que además del agua embalsada, los ríos bajan con un importante caudal gracias al deshielo de la nieve que dejó el último temporal.

Compartir el artículo

stats