24 de marzo de 2020
24.03.2020
La Nueva España

El Principado busca más instalaciones para acoger a enfermos con coronavirus, como hace en el centro de Barros

El Consejero de Salud advierte de que "lo peor está por venir" y que el sistema sanitario "se va someter a una dura prueba"

24.03.2020 | 15:00

El Principado busca más instalaciones, más centros como el neurológico de Barros para que puedan ser utilizados para acoger pacientes con coronavirus que no presenten "complejidad en su manejo clínico". El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, afirmó tras visitar el centro langreano que "van a llegar días muy duros, la máxima incidencia todavía no ha llegado y todavía faltan bastantes días para que llegue. Van a ser días difíciles, en el que el sistema de salud se va a someter a una dura prueba", y que por tanto, se están llevando a cabo todos los "preparativos posibles" para que la sanidad no se desborde.

Así, además de buscar nuevos espacios para acoger a enfermos, se están comprando materiales de protección para los sanitarios (mascarillas, guantes), se están habilitando plazas hoteleras para ponerlas a disposición de estos profesionales y se aumentará el número de pruebas que se van a realizar, utilizando preferentemente las denominadas pruebas CPR, más fiables aunque más lentas que las llamadas "pruebas rápidas", ya que en Asturias "tenemos capacidad para hacer muchas más", al existir un centro de virología de referencia estatal.

Tras la visita al Centro de Referencia para Personas con Discapacidades Neurológicas de Langreo, Fernández Muñiz explicó el uso que se le está dando a la instalación: "Se realizó una solicitud al Imserso para que colaborara con el Servicio de Salud del Principado y poder traer aquí pacientes que son COVID positivos, pero que son de poca complejidad en su manejo clínico. Podemos ayudar bastante a las residencias, de mayores y de discapacitados, que es la gente que está llegando. Así tenemos un mayor control". En el centro, que ya contaba con enfermeras y auxiliares, se ha contratado a dos médicos. "Creemos que este recurso es muy interesante, y como este, probablemente tengamos que buscar alguno más, en el momento en el que la incidencia en Asturias sea mayor", afirmó el Consejero, que añadió que "estamos trabajando en conseguir el uso de más instalaciones, más centros, con escenarios en los que necesitaremos muchas más plazas". En Barros, que tiene capacidad para 60 personas, ya hay ingresados 10 pacientes.

Lo peor de la crisis del cornavirus en Asturias no ha llegado todavía. Según los datos aportados por Fernández Muñiz, ahora la incidencia está por debajo de la media del país, y "la letalidad, aún con el número importante de fallecidos de ayer, sigue siendo baja, del 3%, cuando la media nacional es del 6% y hay comunidades que superan el 10%". Hasta el momento, en Asturias, "estamos en una fase de preparación, en un primer abordaje clínico, que demomento está teniendo éxito, las medidas están siendo apropiadas". Pero sin confianzas, porque "van a llegar días muy duros, la máxima incidencia todavía no ha llegado y todavía faltan bastantes días para que llegue. Van a ser días difíciles, en el que el sistema de salud se va a someter a una dura prueba, tanto el sistema sanitario, como el sociosanitario" (resisencias). "Estamos", prosiguió el responsable de la Consejería de Salud, "en una fase de preparación para poder asistir a la gente en las mejores condiciones posibles".

No solo a los pacientes, también a los profesionales que lo están dando todo en esta lucha contra el coronavirus. Por ello, Fernández Muñiz explicó que "se ha puesto en marcha un sistema por el cual profesionales sanitarios han tenido algún contacto estrecho de bajo riesgo, les ponemos a su disposición un hotel, que es el hotel Exe en Oviedo, posteriormente en función de necesides habrá más". En estos alojamientos "podrán estar los sanitarios con contacto estrecho con pacientes, pero de bajo riesgo. Tendrán una serie de controles especiales, como tomarse la temperatura, la llamada vigilancia pasiva, para vigilar si aparecen síntomas". El hotel está a disposición de los trabajadores "que por su tranquilidad prefieran estar en el hotel antes que en sus domicilios. Ya ha empezado a funcionar". También en estos días se habilitará un sistema para que los parkings de los hospitales sean gratuitos para los profesionales que deben realizar tareas en ellos, como por ejemplo, llevar mercancías.

En cualquier caso, de momento la falta de profesionales sanitarios a causa de los aislamientos "no está siendo un problema". "En otras comunidades no ocurrió así, desde el principio hubo problemas graves en hospitales y eso mermó su funcionamiento. Afortunadamente a nosotros no nos ha ocurrido", continuó el Consejero.

Fernández Muñiz recalcó que "no se ha superado lo peor, estamos en una situación bastante inicial, lo previsible es que en unos días la incidencia siga aumentando. En Asturias la incidencia está en el rango bajo, por debajo de la media nacional, por tanto es que vaya aumentando, y el pico no se espera en pocos días".

Mientras, se intenta hacer acopio de material, siempre teniendo en cuenta que, con la situación actual, se consumen unas 25.000 mascarillas al día. El Consejero apuntó que "el Ministerio ha realizado una ayuda importante en la compra de material, estamos agradecidos, tomó las riendas de la situación. Hay compra centralizada, pero no es todo lo que necesitamos". Así, solo en el SESPA "consumimos en esta situación 25.000 mascarillas diarias, el Ministerio nos hizo llegar 62.000. Lógicamente tenemos que hacer muchas más compras, y las estamos haciendo". Están apareciendo dificultades porque "todos los países las necesitan, y en algunas fronteras el material está quedando parado. Pero en general estamos teniendo éxito en las compras, conseguimos traer pedidos, unos de 100.000, otros de 150.000... Tenemos que garantizar que los profesionales que atienden a pacientes con coronavirus no les falte en ningún momento los equipos de protección. Tenemos que seguir con esta pelea diaria de conseguir material".

Por otro lado, en cuanto a las pruebas rápidas, el Consejero afirmó que "son interesantes, pero son más para unas comunidades que para otras", y Asturias, de momento, no tiene prisa por ir aplicándolas. Fernández Muñiz aseguró que "son interesantes allí donde la prueba buena, la prueba PCR, está muy limitada, y esta no es la situación de Asturias". "Aunque aquí nos lleguen pruebas rápidas", añadió, "la mejor es la PCR, y en Asturias somos unos privilegiados porque tenemos un laboratorio de virología que es de referencia nacional. Tenemos capacidad para hacer muchas más pruebas PCR de las que estamos realizando actualmente". De esta forma, "seguiremos basando nuestra actuación en esta prueba. Las nuevas pruebas rápidas estarán aquí mañana, como mucho pasado mañana, y seguiremos haciendo las pruebas más fiables. En otros sitios no las tienen disponibles como aquí".

Sobre la situación en las residencias de mayores, la epidemia fa afectando a dos de las "más de 200" que hay en la región. "Hubo regiones donde el inicio de la epidemia fue en estos lugares, y por eso tienen una letalidad mucho mayor. Aquí de momento está controlado, hay solo dos brotes en residencias de mayores, de las más de 200 que hay en Asturias. Y los casos que ha habido, gracias a la colaboración entre Salud y Bienestar, se detectaron bastante a tiempo, con lo cual se han tomado medidas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook