08 de septiembre de 2020
08.09.2020
La Nueva España

El Ayuntamiento licita la senda verde entre La Polina y Soto de Agues

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto cercano a los 300.000 euros, tienen un plazo de ejecución de cuatro meses

07.09.2020 | 23:16
Obras en la carretera.

El Ayuntamiento de Sobrescobio ya ha sacado a licitación el proyecto para desarrollar una senda peatonal entre las localidades de La Polina y Soto de Agues. El primer tramo de esta senda, entre Rioseco y La Polina, es responsabilidad del Principado, ya que se enmarca en los trabajos de acondicionamiento de la carretera que comunica Rioseco con Soto de Agues, actualmente en marcha.

Los trabajos, según aparece en la plataforma de contratación del Estado, tienen un coste de 298.148 euros y se alargarán durante cuatro meses. Las ofertas se podrán realizar hasta el día 18, con lo que podrían estar adjudicados antes de que termine el mes. La intención, tal y como había explicado meses atrás el alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez, era desarrollar los trabajos en dos fases, La Polina-Villamorey y Villamorey-Soto. Además, el terreno a ocupar ya quedó incluido en su mayor parte en las expropiaciones realizadas por el Principado.

Tal y como se muestra en el proyecto de esta senda verde, los trabajos se desarrollarán de forma paralela al trazado previsto para el acondicionamiento de la carretera que comunica Rioseco con Soto de Agues. Dentro del trazado se diferencian dos tramos. El primero, de una longitud de 424 metros, se desarrollará entre la población de La Polina y la estructura sobre el río Alba de la población de Villamorey, donde conecta con las aceras de esta localidad. El segundo, de 978 metros, se inicia al finalizar el tramo urbanizado de la localidad de Villamorey y llega a conectar con un camino peatonal existente antes de la localidad de Soto de Agues. El conjunto de ambos tramos se proyecta por la margen derecha de la carretera, manteniendo un trazado paralelo al del acondicionamiento y buscando aprovechar los tramos de la carretera actual, que quedarán en desuso para, de este modo, separarse del nuevo trazado y, además, dotar de utilidad a tales espacios.

La sección estructural de la senda verde proyectada estará formada por una capa de pavimento, sobre una capa de zahorra artificial, limitada a ambos lados por un bordillo de hormigón. El ancho total de la senda será de 1,50 metros e irá flanqueada en sus márgenes, según las diferentes zonas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook