Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Riaño desdobla su UCI para poder atender casos de coronavirus

Seis camas están destinadas a pacientes de covid-19 y cuatro al resto de patologías l El centro incorpora siete respiradores y ya suma una veintena

Ambulancias a las puertas del Hospital de Riaño. F. RODRÍGUEZ

El Hospital Valle del Nalón ha desdoblado su unidad de cuidados intensivos (UCI) para poder atender a pacientes de coronavirus que sufran complicaciones. Gracias a este cambio organizativo, en la actualidad hay una UCI exclusiva para casos de covid-19 dotada con seis camas y otra para el resto de patologías que tiene cuatro plazas. El nivel de ocupación en conjunto en la actualidad es del 60 por ciento. Además, el hospital comarcal ha ampliado su capacidad de respuesta frente a la pandemia con la incorporación de siete nuevos respiradores, que hacen que la cifra global sea de una veintena.

Desde hace unos días, como consecuencia del avance de la segunda oleada de la pandemia y el incremento de casos, el complejo pasó de nuevo a ser "hospital covid". Hasta entonces, los ingresos por coronavirus de esa segunda oleada se derivaban al HUCA. Ahora hay en Riaño una planta para casos de coronavirus y otra planta "precovid", para aquellas personas con afecciones respiratorias o síntomas compatibles con la enfermedad a la espera de los resultados de las pruebas. La reorganización también ha afectado a la UCI, que se ha desdoblado. "Hay seis camas para pacientes covid y cuatro para no covid. En caso de que fuera necesario se podrían habilitar más camas y tenemos respiradores para ello. Hay capacidad para aumentar pero todo dependerá de la demanda", indicó Bernabé Fernández, gerente del área sanitaria VIII, correspondiente al valle del Nalón.

El responsable sanitario también aludió a las máquinas incorporadas en las últimas semanas: "Tenemos equipación suficiente y con recursos adecuados. Hay una veintena de respiradores si sumamos la última remesa de siete que nos llegó desde los servicios centrales".

La suspensión a nivel regional de las visitas de familiares a los centros hospitalarios fue otro de los temas abordados por Fernández. "Se han suspendido todas las visitas salvo en algunos casos: los pacientes pediátricos, las personas con una situación de demencia senil que necesitan apoyo de la familia y los que estén en cuidados paliativos. Para los que se hayan operado se permiten las visitas durante las primeras 24 horas y en el acompañamiento al parto también se ha limitado a ese período de tiempo. Ya hemos hablado internamente para recuperar a lo largo de esta semana las videollamadas con la familia. Es una herramienta que podría funcionar todo el año".

El gerente del área VIII expuso, además, que "por ahora, con gran dificultad estamos manteniendo la cirugía. El bien más escaso son las camas. Si hay más demanda de camas médicas tendremos que priorizarlas en detrimento de las camas quirúrgicas", concluyó Bernabé Fernández.

Compartir el artículo

stats