Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CUOTA autoriza la urbanización de Villallana, con empresas desde 2006

El permiso de la comisión del Principado permitirá acceder a los cinco millones de fondos mineros asignados al desarrollo del polígono

La planta de Asla en Villallana, con los accesos desde la gasolinera.

La planta de Asla en Villallana, con los accesos desde la gasolinera.

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA) da luz verde a la urbanización del polígono de Villallana, con empresas asentadas desde 2006.Más que un proyecto, esta tramitación ha sido una carrera de obstáculos. Con los deberes hechos, ahora Lena podrá recibir cinco millones de euros de los fondos

Y no es para menos. Para entender la historia del polígono de Villallana hay que retroceder hasta el último mandato socialista en el concejo (encabezado por Hugo Morán, hasta 2007). Fue entonces cuando se asentaron en el suelo sin urbanizar dos empresas de envergadura: Asturiana de Laminados, que supera los 150 empleos; y Rioglass, con una plantilla de 70 trabajadores. El proyecto tenía ya una primera partida en el plan 1998-2005.

La tramitación se retrasó y comenzaron los problemas. Con la llegada de Ramón Argüelles (IU) al sillón de la Alcaldía, se desató una polémica. La coalición de izquierdas afirmó que se había encontrado un proyecto “a medio hacer” y que tendría que reiniciar los trámites para optar en el siguiente plan del carbón a la cuantía total establecida para el polígono: un total de 15 millones de euros. Pero ese plan nunca llegó.

Quedó sepultado bajo el “tijeretazo” a los fondos que estableció el Gobierno de Mariano Rajoy. En plena crisis de la minería, allá por 2012, se veía casi imposible que el proyecto terminara. Hubo reuniones con el entonces nombrado instituto del carbón que, contra todo pronóstico, llegaron a buen puerto. Ramón Argüelles acordó con el Ejecutivo estatal redactar un nuevo proyecto: un plan parcial más humilde, adaptado a la demanda empresarial.

La planta de Rioglass, en la zona sur de Villallana.

Así nació el proyecto que ahora ha aprobado CUOTA. Pero los problemas no terminaron. La tramitación se paró otra vez por una denuncia contra el alcalde de Lena. Estaba acusado de “desviar fondos” de la subvención para el polígono a otros fines del Ayuntamiento. Salió absuelto, al considerar el juzgado que los consistorios tienen una “caja única”, a repartir como requiera la necesidad siempre que no se incumpla con la ley. Y este fue uno de esos casos.

En 2016, Ramón Argüelles asumió el cargo de coordinador regional de IU. Al frente del gobierno quedó Gema Álvarez, actual alcaldesa electa. Llegó con un listado de asignaturas pendientes, entre ellas esta urbanización. “Todo esto permitirá comenzar el año que viene las obras que se ejecutarán con cargo a los casi 5 millones de euros de fondos mineros”, señaló la alcaldesa.

Una buena noticia, sobre todo, para las empresas ya asentadas en el polígono. Asturiana de Laminados da empleo a más de cien personas, la mayoría del concejo. Su presidente, Macario Fernández, había solicitado en más de una ocasión la urgencia de esta obra. Hace hincapié en los accesos, unos caminos de obra que llevan hasta su empresa. Es una de las principales exportadoras de bobinas de cinc en el mundo, vende cerca del 98 por ciento de su producción fuera de España. A pesar de tener en contra la falta de urbanización, la firma ha logrado este año ampliar su nave con una nueva línea de producción. Una apuesta decidida por el concejo de Lena y sus vecinos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats