Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ni le pegué, ni le robé”, dice la acusada de robar a un anciano con el que acordó sexo por dinero

La mujer pactó con la Fiscalía una multa de 150 euros por un delito de lesiones leves, al no haber pruebas de la sustracción de la cartera

En primer término, tapándose la cara, la acusada junto a su abogada.

En primer término, tapándose la cara, la acusada junto a su abogada.

“Ni le pegue, ni le robé”. Fue el mantra que repitió ayer la acusada de haber herido y robado la cartera a un anciano con el que presuntamente había acordado mantener sexo por cinco euros. La Fiscalía de Asturias pedía para ella tres años de cárcel y una multa de

El hombre esperó a la entrada de la sala del juzgado. Estaba sentado, las manos apoyadas sobre el bastón, con la mirada en el suelo entre el ir y venir de la sala del titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Langreo –trasladada a las dependencias de la calle Dorado por la reordenación ante la crisis del coronavirus–. Más atenta a la puerta, a escasos cinco metros del anciano, estaba la acusada. De pie, en actitud de espera y con los brazos cruzados. La que entraba y salía en la sala era su abogada, Cecilia Díaz, intentando llegar a un trato favorable.

La investigación del caso comenzó con una denuncia interpuesta ante la Fiscalía de Asturias. Aunque el anciano no ha reclamado nada en el proceso, el ministerio fiscal también actúa de oficio por denuncias interpuestas desde las fuerzas de seguridad o los servicios sociales. El escrito de la Fiscalía relataba unos hechos muy concretos.

Exponía que la mujer acusada había acordado con el hombre mantener relaciones sexuales por cinco euros, y que se encontraban en un portal de San Martín del Rey Aurelio. Según el ministerio fiscal, la mujer habría aprovechado que el anciano estaba sin ropa para sustraerle la cartera. En el interior del monedero había un billete de veinte euros y otros tres de cinco, junto a varias monedas. Además, cuando el hombre trató de impedir el robo, la mujer “le hizo caer” al suelo. Le provocó policontusiones de las que tardó un total de ocho días en curar.

El acuerdo

“Ni le pegué, ni le robé”, repitió la acusada en varias ocasiones. Una de ellas en la sala de espera, a su abogada. Poco antes de las diez, la hora prevista para la vista oral del juicio, llegaron a un acuerdo: “La Fiscalía ha retirado la acusación del delito de robo porque no hay pruebas al respecto”, explicó la letrada Cecilia Díaz. Sí reconoció un delito leve de lesiones. Según la abogada, “se produjo un forcejeo”. Dada la edad de la víctima, añadió, “se resbaló y terminó por caer al suelo. Eso es un delito leve de lesiones que sí ha reconocido mi representada”.

Por ese delito tendrá que pagar la ya citada multa, de un total de 150 euros, que podría terminar en privación de libertad en caso de incumplimiento. La acusada también aceptó una orden de alejamiento de seis meses, durante los que no podrá acercarse ni comunicarse a través de ningún medio con el anciano.

El titular de la sala de lo penal número 1 de Langreo no permitió la entrada de los medios de comunicación a la vista de conformidad para salvaguardar la identidad de la víctima. Fue un acuerdo rápido de alcanzar: las dos partes abandonaron el Juzgado antes de las diez y media de la mañana.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats