Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las viviendas de realojo de la Mayacina tienen 50 garajes sin estrenar desde 2006

Vipasa bloquea el acceso a las cocheras alegando “pequeñas deficiencias estructurales”, pero los vecinos las dan ya casi por perdidas

El acceso a una de las cocheras sin estrenar de las viviendas de realojo de la Mayacina. | Jandro Rodríguez

El acceso a una de las cocheras sin estrenar de las viviendas de realojo de la Mayacina. | Jandro Rodríguez

Las viviendas de realojo de la Mayacina se ocuparon en 2006, como primer paso del lento ensanche urbano de la ciudad. Transcurridos casi tres lustros desde que los inmuebles fueran habitados, un total de 50 cocheras permanecen sin estrenar. Los vecinos afirman que ya están cansados de batallar contra empresa pública Vipasa (Viviendas del Principado de Asturias), promotora de la actuación, y prácticamente dan por perdidos los garajes.

“Es una pena que en pleno centro de Mieres estén estos garajes totalmente abandonados, deteriorándose y sin poder dar un servicio muy demandado, ya que en la ciudad no sobran los espacios de aparcamiento”, señala Fernando Sánchez, portavoz vecinal.

Son dos los bloques de cocheras que permanecen actualmente sin abrir. Uno cuenta con 34 plazas y el segundo con 16. La desatención que reciben estos equipamientos tras 14 años de abandono quedó de manifiesto recientemente, cuando los vecinos denunciaron ante el Ayuntamiento de Mieres la presencia de okupas. Un grupo de indigentes con graves problemas de drogadicción se instaló en la zona común de acceso al mayor de los garajes, una antecámara de unos 30 metros cuadrados de superficie abierta a la acera que fue “acondicionada” como habitación utilizando madera, cartones y otros materiales. La presencia de estas personas en el inmueble se prolongó durante varias semanas, generando un profundo malestar entre el vecindario.

Los vecinos explican que Vipasa alegó en su momento “pequeñas deficiencias estructurales” para mantener cerrados las cocheras. “A estas alturas ya no tenemos muy claro cuál es el problema”, remarcan los vecinos. Ahora son 50 los garajes desatendidos, pero hace cinco años eran casi 90. La citada entidad pública abordó en 2015 unas obras que permitieron abrir las instalaciones de la calle Salvador Allende, con 39 garajes que, en este caso, habían permanecido cerrados durante 8 años. La actuación tuvo como objetivo aumentar la altura de las escaleras que los vecinos utilizan para llegar hasta la planta baja, ya que estos espacios comunes no cumplían la normativa de seguridad por su reducido tamaño. Problemas de este tipo son los que se alegan para mantener cerradas las plazas aún pendientes de estrenar

Ocupación escalonada

Tras dejar Viviendas del Principado de Asturias los trámites para adjudicar los garajes, y debido al paso del tiempo, las cocheras desocupadas han sufrido desperfectos a causa de las humedades, actos vandálicos y falta de uso. Inicialmente, tras las protestas de los vecinos de la zona, Vipasa acondicionó las cocheras durante el verano de 2010 y sorteó alrededor de un centenar. Unas pocas fueron ocupadas, otra bolsa fue liberada en 2015 y un buen número de adjudicatarios siguen hoy en día esperando por los inmuebles. .

Compartir el artículo

stats