Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón llama a la familia que denunció la dejadez de una médica y estudiará el caso

El hijo del langreano Jorge Rodríguez, con covid e ingresado ahora en la UCI, agradece el interés: “Solo queremos que nadie más pase por esto”

Jorge Manuel Rodríguez, con su hijo Pablo.

Jorge Manuel Rodríguez, con su hijo Pablo.

Respuesta sin ambages del Principado a la denuncia pública de la familia del langreano Jorge Manuel Rodríguez “Yulbri”, enfermo de covid-19 que pelea por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Valle del Nalón. Iñaki Rodríguez, hijo del paciente, denunció a través de LA NUEVA ESPAÑAy

“Estoy muy agradecido al Presidente por su llamada, nos ha reconfortado en esta experiencia tan mala que estamos teniendo”, afirmó Iñaki Rodríguez. La suya es una situación realmente difícil. Comenzó cuando su hermano, Pablo Rodríguez –con parálisis cerebral y una discapacidad del 98%– presentó síntomas compatibles con coronavirus. La doctora, según la familia, se negó a someterle a una PCR. Tuvieron que acudir al teléfono del Principado donde les derivaron al “autocovid”. El resultado de la prueba fue negativo. Unos días después enfermó el padre. Según Iñaki Rodríguez, “mi madre tuvo que insistir a esta doctora para que le hicieran la prueba a mi padre, que también es de riesgo”. Dio positivo. La familia asegura que la médica solo les llamó una vez durante el seguimiento, y que hubo “dejadez” en sus funciones.

Lo peor llegó ocho días después del diagnóstico, cuando la salud de Jorge Manuel Rodríguez ya estaba muy deteriorada. Era el día 23 de noviembre y, a la llamada de la familia, la médica respondió con la desafortunada receta de “las tilas”. Iñaki Rodríguez compró un pulsioxímetro en la farmacia y el resultado fue terrible: la saturación de oxígeno en sangre de su padre estaba al 75 por ciento (empieza a ser preocupante por debajo del 90 por ciento). Ese mismo día ingresó en el hospital Valle del Nalón. El 25 de noviembre fue sedado en la UCI. Permanece estable bajo los cuidados “de grandísimos profesionales”, ha matizado la familia de Jorge Manuel Rodríguez.

No generalizan. Por eso las palabras de Iñaki Rodríguez no dejaron a nadie indiferente: “Que no haya que lamentar vidas y familias rotas por sanitarios inhumanos”, escribió en una publicación de Facebook que ya se ha compartido más de 6.000 veces. La respuesta de Adrián Barbón llegó ayer. “Agradezco muchísimo al Presidente que se interesara por nuestro caso. Solo queremos que nadie más pase por lo que estamos pasando”, afirmó el joven. Su madre también está contagiada de coronavirus y él tiene síntomas compatibles, aunque la PCR resultó negativa. Su hermano es dependiente y no se pueden aislar: “A pesar de ser positiva, esta doctora le dijo a mi madre que hiciera vida normal. Algo que no hemos hecho”, matiza el joven.

En la gerencia del área sanitaria del Nalón también ha calado el escrito. Es por eso que, a pesar de estar compartido en redes sociales, se tratará “como una queja formal” y “estudiarán” lo ocurrido. El director de Asistencia Sanitaria comenzó ayer mismo una indagación sobre los hechos. Sienten empatía con la familia pero, matizaron, “también tenemos que hablar con la profesional”.

Apoyo del fútbol

A los muchos apoyos que ha recibido la familia a través de las redes sociales, se sumó ayer el de la Unión Popular Langreo. Miembros del equipo posaron en el campo Ganzábal para enviarle fuerza a “Yulbri”, muy ligado al deporte en la comarca.

“Yulbri, tócate a ti ganar esti partíu”, escribieron desde el Unión Popular Langreo. Y lo acompañaron de un hashtag: #TamosXuntosNesto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats