Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Protesta vecinal para mejorar San Isidro: “Hay 24 puntos de riesgo extremo de alud”

Cien personas acudieron a una concentración en Aller en la que pidieron viseras para proteger la carretera de los desprendimientos de nieve y rocas

La protesta organizada en Aller. | J. Rus

La protesta organizada en Aller. | J. Rus

Acudió un centenar, pero habrían querido estar presentes bastantes más. El mercado del ganado de Cabañaquinta acogió ayer una protesta organizada por la plataforma SOS Carretera Puerto San Isidro, en la que demandaron actuaciones para mejorar la seguridad de una vía considerada como muy peligrosa por varios estudios. Cuatro personas han perdido la vida en los últimos meses en el puerto allerano. “No es un capricho, solo queremos una carretera segura. Lo extraño es que tengamos que reclamarlo con varios muertos en tramos en los que llevamos años advirtiendo de su peligrosidad”, clamaron los miembros del colectivo.

La protesta tuvo que desarrollarse finalmente en Cabañaquinta, aunque la intención de la organización era hacerla en Cuevas, el último pueblo antes de empezar la subida al puerto, algo que no fue autorizado por Delegación del Gobierno. Pese a ello, y a que las restricciones de movilidad impidieron a muchos que respaldaban la protesta llegar a la capital allerana, un centenar de personas se dieron cita. La organización imprimió carteles con los nombres y la procedencia de personas que querían estar en la cita y no pudieron. Desde leoneses a gallegos, pasando por madrileños o cántabros, además de decenas de asturianos que viven en alguno de los municipios confinados, estuvieron representados en la protesta.

Folios con los nombres de personas que no asistieron por los cierres perimetrales.

Folios con los nombres de personas que no asistieron por los cierres perimetrales.

La Plataforma ha logrado reunir ya, en apenas días, más de 700 firmas a través de una plataforma digital, además de otro medio millar que llevaban contabilizadas hasta ayer en papel. En las redes sociales cuentan con casi 2.000 apoyos para una petición que entienden justa.

Bibiana Campo fue la portavoz de #SOS Carretera Puerto San Isidro. “Lo que pedimos es seguridad, y que se tomen las medidas necesarias para que no haya más accidentes provocados por aludes o desprendimientos en San Isidro”, apuntó, para recordar que “van cuatro muertos en muy poco tiempo”. A los operarios César Fernández y Virgilio García –aún desaparecido–, sepultados por un alud el 1 de enero, se suman también José Luis Fernández, al que mató el desprendimiento de una roca sobre su coche, y Misael García, que fallecía en enero del año pasado atropellado en el acceso a Fuentes de Invierno.

“Solamente pedimos más seguridad. Cada invierno tenemos problemas con los aludes y el resto del año con los desprendimientos de piedras sobre la calzada, que se producen día sí, día también”, manifestó Bibiana Campo. Sobre la solución, la portavoz de la plataforma indicó que debe de ser el Principado quien la ponga sobre la mesa y la ejecute. Desde el colectivo consideran que las viseras antialudes son la mejor alternativa: “Hay muchos estudios, pero lo que está claro es que hay que actuar ya sobre los 24 puntos de riesgo extremo de aludes que hay señalados. Y debe hacerse con una obra entre Cuevas y La Raya, y no desde los despachos”, finalizó Bibiana Campo.

Empresarios

Pedro Cortizo es miembro de la junta directiva de Aller Experiencias, la asociación turística allerana. “Pedimos seguridad en la carretera, no solo para el sector turístico, sino también para vecinos, trabajadores o ganaderos, que tienen que usar obligatoriamente este acceso tan sumamente peligroso”.

En la protesta, en la que se guardó un minuto de silencio por las víctimas en este carretera, también estuvieron representantes políticos, tanto del PP local y regional como de Vox. Los primeros decidieron posponer sus declaraciones hasta que se rescate a Virgilio García. Sin embargo, el portavoz de Vox en la Junta, Ignacio Blanco, aseguró que “hay que intervenir en la instalación de viseras y este año solo hay 50.000 euros en el presupuesto del Principado”. Además, lamentó que la maquinaria del puerto esté obsoleta. “Equipos más modernos habrían evitado muchos de los problemas que se dan en la carretera”, apostilló.

Compartir el artículo

stats