Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes apoyan el polígono sanitario que pide el SOMA para la comarca

La regidora langreana y el presidente de la Mancomunidad resaltan que la iniciativa puede generar “empleo y prosperidad” en el territorio

Terrenos del polígono industrial de Modesta, en Langreo.

Terrenos del polígono industrial de Modesta, en Langreo.

Respaldo del Ayuntamiento de Langreo y la Mancomunidad del Valle del Nalón a la creación de un polígono sociosanitario en la comarca. La propuesta que ha puesto sobre la mesa el sindicato SOMA-FITAG-UGT pasa por centrar en un área empresarial vacía del Valle los servicios auxiliares de hospitales y geriátricos, como el lavado de la ropa, la preparación y distribución de la comida o la esterilización de materiales. Actualmente en la comarca hay polígonos totalmente vacíos como los de Modesta y El Cadavíu, ambos en Langreo.

El presidente de la Mancomunidad del Nalón, Marcelino Martínez (también alcalde de Sobrescobio), afirmó que la idea es “muy buena”. Respalda, punto por punto, la idea del SOMA. El secretario general del sindicato, José Luis Alperi, destacó que “creemos que la tendencia de todos estos servicios va a ser sacarlos de los propios centros asistenciales”. Por eso, “pensamos que, en un futuro, no se va a lavar la ropa, hacer la comida o realizar las tareas grandes de esterilización en los propios hospitales y se va a tener que meter en otros sitios”.

En definitiva, para el SOMA, “la tendencia va a ser mover todo lo que no sea estrictamente asistencial, para poder ganar espacio para lo que es la atención directa a los pacientes, en los hospitales, o a los residentes, en los geriátricos”. Y llevar estos servicios a un polígono es, para Marcelino Martínez, “una buena idea”. Eso sí, matizó el presidente de la Mancomunidad, “la última palabra es del Ayuntamiento de Langreo, donde se ubicarían en principio”.

Y en Langreo, las puertas están abiertas. La alcaldesa, Carmen Arbesú, señaló que “se trata de una iniciativa muy buena. Apoyaremos todos los proyectos que signifiquen una nueva vida para espacios actualmente sin uso. Más cuando se trata de iniciativas como esta, que generarán empleo y prosperidad en el municipio tras esta difícil pandemia que estamos sufriendo”. También llamó la atención sobre lo “muy estudiada y avanzada” que está ya la idea del SOMA.

Así parece por las declaraciones de José Luis Alperi. “Hablamos no solo de la lavandería o la cocina sino de otros servicios, como por ejemplo el mantenimiento. Lo que es el mantenimiento urgente puede estar en el propio hospital pero si, por ejemplo, tengo que poner unas puertas nuevas puede haber un taller central fuera de lo que es el complejo asistencial”.

El líder sindical considera que todos esos servicios pueden centralizarse en un único espacio. “Lo que nosotros pedimos es hacer todo eso en un área, especializar una determinada zona en atender todas esas cosas. Que no conviva una lavandería de ropa sanitaria con un taller que hace tornillos o con una empresa que gestione aceites industriales, que tienen que tener sus propios espacios”.

Siguiendo con su línea de argumentación, el secretario general del SOMA-FITAG-UGT señaló que “proponemos dedicar un polígono entero a todas esas cosas, especializarlo, para que, en este caso, las actividades que acoja tengan relación con el campo sociosanitario. Sería un polígono de sanidad. Creo que hay que hacer también polígonos de ‘bata blanca’ y pueden hacerse donde no hay nada puesto. Y lamentablemente en las Cuencas hay varias áreas de ese tipo, que están completamente vacías”.

Sobre la ubicación concreta, Alperi aludió ya en su primer anuncio sobre el proyecto a la comarca del Nalón. “ Viendo un poco el desarrollo que falta en el Nalón sería un buen lugar para ponerlo. En el Caudal estás cerca de la autopista Oviedo-León y también hay empresas potentes como la Thyssen. En el Nalón hay polígonos que están sin ocupar y podría hacerse. Como sindicato estamos pidiendo muchas cosas para el pozo Santiago (Aller) y hay que equilibrar un poco las propuestas para las cuencas mineras asturianas”, concluyó el responsable del SOMA.

Para el pozo Santiago, el SOMA tiene dos planes sobre la mesa. Tendrían que ser estudiados por la Unión Europea, ya que tienen un carácter internacional. Uno de ellos es convertir la antigua explotación minera en un almacén de Big Data. Es un lugar idóneo, por su difícil acceso y por la temperatura a la que se mantendrían los equipos. También, tras la llegada de la crisis sanitaria del covid-19, desde el sindicato propusieron que la antigua mina allerana sea un almacén para material higiénico sanitario. Consideran que es momento de actuar con previsión y evitar falta de recursos como la que se vivió en marzo de 2020, cuando conseguir un bote de gel hidroalcóholico o una mascarilla parecía casi una misión imposible.

Compartir el artículo

stats