Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mujer que apuñaló a su pareja en Lena acepta dos años y medio de cárcel

La acusada llegó a un acuerdo con la Fiscalía, que solicitaba 4 años y 9 meses de prisión

La mujer que apuñaló por la espalda a su pareja en su casa, en la zona rural de Lena, aceptó ayer dos años y seis meses de prisión por un delito de lesiones y otro de quebrantamiento de condena. Además, pagará las costas del proceso y una indemnización al SESPA (Servicio de Salud Pública del Principado de Asturias) por la asistencia sanitaria. La acusada evitó ir al juicio, que tenía la vista oral prevista en el Juzgado Penal número 4 de Oviedo, tras llegar al citado acuerdo con la Fiscalía de Asturias. El Ministerio solicitaba para ella cuatro años y nueve meses de privación de libertad. La víctima había renunciado ya a solicitar una indemnización, pese a que le quedó una cicatriz como secuela de los hechos.

Unos hechos que tuvieron lugar en la noche del 16 de octubre, en torno a las 23 horas. Los dos se encontraban en el dormitorio de la casa que compartían, a pesar de que la mujer tenía una orden de alejamiento, dictada en una sentencia de 11 de agosto de 2020 por el Juzgado de Instrucción número 2 de Lena.

La Fiscalía solicitaba, en su escrito de acusación, cuatro años de prisión para la acusada -que está en prisión provisional desde el 18 de octubre- por el delito de lesiones. Otros nueve meses por el delito de quebrantamiento de condena. Estas penas fueron rebajadas, tras reconocer la acusada los hechos en la conciliación previa a la celebración del juicio previsto para la mañana de ayer. Por el delito de lesiones, finalmente, fue condenada a dos años de privación de libertad. También a la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y alejamiento y prohibición de comunicación durante tres años. Por el delito de quebrantamiento otros seis meses de prisión y también la inhabilitación del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

La pareja, conocida en el concejo, tenía una relación complicada. Además, ella está diagnosticada de un trastorno por “consumo de tóxicos”. Sobre el delito de lesiones se añadió una circunstancia atenuante de embriaguez cualificada. También los agravantes de parentesco, reincidencia y alevosía.

Compartir el artículo

stats